Asesinan en Libia al director de la Seguridad Nacional de Bengasi

Faray al Darsi fue tiroteado hacia la media noche frente a su casa, situada en el barrio Al Sabri, y falleció posteriormente en el hospital
Asesinan en Libia al director de la Seguridad Nacional de Bengasi
Desde el pasado mes de agosto, varios responsables de la seguridad han sido asesinados en esta localidad del este de Libia, donde las autoridades están teniendo grandes dificultades para imponer la seguridad.
Foto: AP Archivo

Trípoli – El director de la Seguridad Nacional para la ciudad libia de Bengasi, Faray al Darsi, murió asesinado anoche por un grupo de hombres armados, informó a Efe la Oficina de Operaciones de Seguridad de esta localidad, la segunda más importante del país.

Según las fuentes, Al Darsi fue tiroteado hacia media noche frente a su casa, situada en el barrio Al Sabri y falleció posteriormente en el hospital.

Al Darsi, que recibió tres impactos de bala, fue sorprendido cuando regresaba a su casa por unos hombres armados montados en un vehículo, que le dispararon y se dieron a la fuga.

El responsable libio, que había salido ileso de un atentado anterior, fue designado director de la Seguridad Nacional para Bengasi el pasado septiembre tras el ataque contra el consulado estadounidense en la localidad en el que murió el embajador de EEUU y otros tres funcionarios norteamericanos.

Tras dicho ataque, fueron sustituidos todos los responsables de seguridad de la ciudad debido al deterioro de la situación, según informaron en aquel momento fuentes del ministerio de Interior.

Fuentes de seguridad comentaron que Al Darsi había lanzado recientemente una campaña en los medios de comunicación en favor de la entrega de armas a las fuerzas de seguridad y denunciando la supuesta implicación de importantes personalidades, que no identificó, en el tráfico de drogas.

Asimismo, aseguraron que había emitido una circular en la que daba luz verde para disparar contra cualquier miliciano que intentara asaltar una comisaría, perteneciera o no a una milicia bajo el paraguas del Ministerio del Interior.

Desde el pasado mes de agosto, varios responsables de la seguridad han sido asesinados en esta localidad del este de Libia, donde las autoridades están teniendo grandes dificultades para imponer la seguridad.

El pasado septiembre un oficial del Ejército perdió la vida en un atentado con bomba cuando viajaba en un vehículo.