El amor no debe doler

Día internacional para la eliminación de la violencia en contra de mujeres y niñas
El amor no debe doler
MamaCoatl (izq.) y Nina Serrano. Foto Fernando A. Torres/El Mensajero

Con un evento artístico y cultural denominado Guardianas de la vida, artistas residentes del Área de la Bahía, en su mayoría mujeres, celebran el Día internacional para la eliminación de la violencia en contra de mujeres y niñas.

En San Francisco las estadísticas sobre violencia familiar son alarmantes. Un informe municipal comparó los datos recopilados en los años fiscales 2010 y 2011. El resultado reveló que las llamadas al centro para crisis familiares ha aumentado en un 47%. La inquietante comparación detalla que el número de víctimas que usan los servicios de los refugios de emergencia ha subido en un 29%. La oficina del fiscal de distrito ha atendido un 10% más de denuncias y los casos atendidos por los servicios para la protección a niños en riesgo subió a un 202% (ver más información en este enlace http://www.sfgov3.org/Modules/ShowDocument.aspx?documentid=458).

Las organizadoras destacaron la resolución de la Organización de las Naciones Unidas de 1999 que proclamó el 25 de noviembre como el día para educar y recordar a las millones de víctimas de la violencia familiar. Se estima que una de cada tres mujeres sufrirán la violencia doméstica y sexual alrededor del planeta.

El evento es una oportunidad para “reflexionar y cuestionar el hecho de que todavía, en pleno 2012, tenemos que enfrentar la cruda realidad del feminicidio como una epidemia que cruza todas las fronteras. Ni la familia ni el amor tienen que doler”, dijo a El Mensajero MamaCoatl, organizadora del evento y una conocida cantante y curandera residente del barrio de la Misión. “Millones de mujeres alrededor del mundo celebrarán este día creando los espacios para la sanación y el desmantelamiento de la cultura de la violencia. Nadie tiene que quedarse fuera de esta acción”, dijo.

MamaCoatl ha organizando estos eventos por los últimos siete años logrando que este día se transforme en una verdadera tradición en la ciudad. “Con una energía positiva queremos acabar con esta cultura destructiva y las latinas hemos estado al frente haciendo historia en California”, dijo MamaCoatl, descendiente de los habitantes originales del desierto de Sonora; el pueblo yaqui.

La Junta de Supervisores de la ciudad redacta una proclama oficial que será presentada al público la noche del evento por su autor, el supervisor John Avalos. “Tenemos que trabajar todos los días por la paz. La violencia contra las mujeres y las niñas es muy común y real en nuestra cultura. La idea de ‘bienaventurados sean aquellos que trabajan por la paz’ resume bastante bien mi motivación para honrar a las personas en este caso a los artistas y trabajadores culturales, que están saneando al mundo de la violencia. También es importante reconocer que las curanderas a menudo lo hacen de frente al destructivo poder institucional”, dijo Avalos a El Mensajero.

El espectáculo contará con la participación de la escritora yoruba Luisah Teish; los poetas Yosimar Reyes, Nina Serrano y Nicole Klaymoon; la percusionista Carolyn Brandy, las cantantes MamaCoatl y María Loreto, las bailarinas Susana Arenas y Paloma McFly, la orquesta de vientos Inspector Gadje y el grupo de cuerdas Delira. La curandera Marja West conducirá un ritual de saneamiento comunitario.

El evento está fijado para el 24 de noviembre, 7:00 p.m., en el teatro Dance Mission, 3316 24th Street, en San Francisco. La entrada cuesta $15, pero según las organizadoras nadie se quedará afuera por razones económicas.