Fracaso millonario de Man-City

Con su empate ante Real Madrid, se despide de la Liga de Campeones
Fracaso millonario de Man-City

Un nuevo proyecto multimillonario del Manchester City sale por la puerta de atrás de la Champions: por segundo año consecutivo no pasa de la fase de grupos al empatar ayer a un gol ante Real Madrid.

Los “merengues” acabaron sufriendo en un encuentro más del “grupo de la muerte” tras exhibir su futbol vertical en la primera parte en el Etihad Stadium, perdonaron y terminaron superados y desesperados por el arbitraje ante un Manchester City que vuelve a decir adiós a la Liga de Campeones.

Ayer, retratado durante 45 minutos ante su propia afición por un Real exhuberante, antes de tirar de orgullo para hacer que el equipo español se conformarse con el segundo puesto de grupo.

Necesitaba la victoria y un milagro el City, pero Mancini salió con defensa de cinco. Su crédito se agota.

Irrumpió con fuerza el equipo español a los 10 minutos del primer acto. Una primera acción de Benzema no la culminó Di María, pero en la siguiente jugada el resultado fue mejor. El centro desde el costado derecho del argentino lo remató a la red a placer el francés ante la pasividad de la zaga inglesa. Su gran mal.

Cristiano abusaba de Maicon. De su superioridad por izquierda nació un vendaval de ocasiones. La mayoría para Khedira, llegando tan bien de segunda línea como rematando mal: un tiro fallido, un cabezazo al lateral de la red y, la más clara, rompiendo la defensa con fuerza, pero tirando al césped en vez de al balón cuando se presentó ante Hart y por su cabeza pasó el esférico.

No fue el único que perdonó en unos minutos de baño madridista. Cristiano lo hizo por egoísmo tras fallar el uno a uno picando el balón a Hart pero lento. El rechace tras sacar sobre la línea el balón la defensa, lo remató el luso con Benzema totalmente solo para marcar.

El City, desarmado, no sabía qué hacer. No fue hasta los 21 minutos cuando avisó a Casillas.

El “Kun” comenzó a levantar a su equipo con gestos de calidad, como cuando, tras un giro plástico, disparó lejano para complicar a Casillas.

Pero el portero merengue nada pudo hacer en la acción que desesperó a todos. Arbeloa tropezó en el área forcejeando con el “Kun”, que cayó al césped. El árbitro no lo dudó. El penal puso el empate definitivo.

El City murió atacando, pero Tévez y Touré no pusieron acierto a las últimas acciones.

Se tendrá que conformar con intentar entrar en Liga Europa. El Real Madrid ya era segundo de grupo. Hay pleno español. Sus cuatro representantes están en octavos.