Madre y médicos deciden hoy la suerte de “Macho” Camacho

Esta mañana se le practicarían nuevas pruebas, y luego los médicos se reunirían con la madre del expúgil y sus familiares para tomar una determinación
Madre y médicos deciden hoy la suerte de “Macho” Camacho
"Macho" Camacho (izg.) cuando peleó con Oscar De La Hoya en 1997. Los médicos reportaron ayer que el exboxeador boricua está en estado crítico.
Foto: Notimex

San Juan – El exboxeador puertorriqueño Héctor “Macho” Camacho, herido de bala en la cabeza, presenta poca actividad cerebral y hoy se determinará su real condición clínica, informaron los médicos que lo atienden.

“No lo vamos a diagnosticar con muerte cerebral hasta que se cumplan todos los parámetros. Por ahora hay actividad cerebral, aunque es irregular e intermitente”, dijo Ernesto Torres, director del hospital Centro Médico en Río Piedras, donde fue ingresado Camacho.

“El futuro de Camacho, quien todavía da escasa actividad cerebral tras ser baleado anoche en la cara y el cuello, en Bayamón, y en la que murió su amigo de la infancia Adrián Mojica Moreno, se decidirá el jueves con nuevos exámenes y tras una reunión con los familiares”, agregó el galeno en conferencia de prensa el miércoles.

Torres indicó que en la mañana de hoy se le practicarán a “Macho” Camacho nuevas pruebas, cuyos resultados se tendrán dos horas y media después y, con ellas en mano, “los médicos se reunirán con la madre del expúgil y sus familiares cercanos para tomar una determinación“.

“No voy a tomar esa decisión todavía. Hay signos de electricidad. El cerebro está batallando y voy a esperar”, agregó el doctor en conferencia la noche del miércoles.

Sostuvo que Camacho, de 50 años, se encuentra en un coma profundo, su cuello tiene lesionada tres de sus cuatro arterias, y la presión y el pulso se mantienen mecánicamente, “por lo que está vivo solo a través de máquinas”, advirtió.

Extra oficialmente se había anunciado la muerte cerebral del exboxeador Héctor “Macho” Camacho, quien resultó herido de bala en un tiroteo de carro a carro en la carretera PR-167, cerca del centro comercial Plaza del Sol, en Bayamón.

El estado del expúgil se agravó y podría ser desconectado del respirador y de otros aparatos que lo mantienen con vida, dijo uno de sus mejores amigos.

La decisión será tomada por su madre, María Matías, después de que se reúna con los médicos que lo atienden. Oficialmente se necesita la opinión de dos médicos para decretar la muerte cerebral.