Mujeres agradecen tener donde vivir

El Downtown Women's Center ampliará pronto su capacidad
Mujeres agradecen tener donde vivir

Norma Luna nunca pensó terminar en las calles de Los Ángeles cuando dejo su natal Chile hace 40 años. Fue esposa, madre y ahora abuela de dos nietos a los que adora. Dio su vida trabajando en limpieza para sacar adelante a sus dos hijos, luego de que su esposo los abandonó. Cuando éstos crecieron, se dedicó a cuidar a sus nietos porque dice, “ellos son el amor más sublime. Mis nietos son lo que más quiero”.

Pero ese amor no fue suficiente para quedarse a su lado. Su hija, quien vive en la ciudad de Kansas, la sacó de su vida hace dos años y su hijo está incapacitado para cuidar de ella.

Luna terminó siendo una indigente más entre las más de 50,000 personas sin hogar que viven en las calles del Condado de Los Ángeles.

Pero eso cambió hace apenas tres semanas cuando el hogar permanente para mujeres sin hogar, Downtown Women’s Center (DWC), le abrió sus puertas.

“Estoy agradecida con Dios por haber llegado aquí. Hace 3 meses estuve muy enferma y creí que me iba a morir en las calles. Pero soy creyente y sé que Dios lo arregló todo para mi. Estoy muy contenta de tener este hogar”, expresó esta mujer, cuya situación, representa a un 33 por ciento de la población desamparada en Los Angeles.

“La población de gente sin hogar ha crecido en los últimos años. Cada vez hay más mujeres y niños en las calles”,sostuvo el concejal de la ciudad de Los Ángeles, José Huizar. “Este centro hace un trabajo increíble”, agregó.

DWC fue el primer alberge para indigentes que abrió sus puertas, en 1978, exclusivamente a mujer es sin hogar. Hoy en día este centro alberga a 119 mujeres, a las que provee un cuarto privado, alimentación, cuidado médico y consejería psiquiátrica, entre otros servicios.

La demanda de mujeres que buscan este centro para que se convierta en su hogar y las saque de la vida de las calles es muy alta. Por eso para Luna, estar en este sito es “una bendición”.

Delgado aseguró que son cientos las que estan en lista de espera para entrar a este albergue, que desde su apertura, ha brindado un techo y la oportunidad de recuperación, a más de 4,300 mujeres cada año, ofreciendoles servicios de consejería, alimentación y talleres laborales.

“En el DWC creemos en el modelo de rehabilitación de estas mujeres que viven en el desamparo, brindándoles un hogar permanente que a largo plazo es mucho menos costoso para la ciudad y para el Condado”, destacó Guerrero. Se estima que el costo público de una persona viviendo en las calles es de 5,800 dólares anuales, mientras que ofrecerles un alberge permanente cuesta menos de 1,000dólares al condado.

La necesidad sigue aumentando. Tan sólo el Condado de Los Ángeles cuenta con más de 15,000 mujeres sin hogar viviendo en las calles. Por ello el DWC sigue ampliando sus esfuerzos y el próximo jueves 29 de noviembre inaugurará 48 nuevas unidades y hará la aperura oficial de una segunda tienda boutique, a través de la cual se obtendrán fondos directos de las ventas para financiar los servicios que se ofrecen en este albergue.