Otra oportunidad

Otra oportunidad
Gustavo Rangel.
Foto: Foto: RUMBO

Si se toma en cuenta que las Chivas Rayadas del Guadalajara calificaron a la Liguilla en gran parte por la mediocridad del torneo regular de los equipos, específicamente del cuarto lugar de la tabla hacia abajo, no hay mucho que rescatar del comienzo del proceso ‘Johan Cruyff’.

La accidentada calificación de Chivas no es para sacar pecho. Al contrario, es para preocuparse: de 51 puntos en disputa, Guadalajara solamente pudo ganar 23 y en comparación a torneos pasados no se notó un gran aporte de las nuevas figuras de cantera.

Los conflictos internos entre directiva y cuerpo técnico, la inconformidad de jugadores con directiva y cuerpo técnico y las broncas entre jugadores han sido parte de una fórmula que poco a poco está acabando con la paciencia de los aficionados

El dueño del equipo, Jorge Vergara, en su lucha por darle al aficionado de Chivas los campeonatos que quiere se equivoca constantemente en sus decisiones y hasta ha llegado al nivel de pelear con aficionados y su director técnico, como un cualquiera de la calle. Es momento de que Vergara se comporte como la persona que es, el dueño de uno de los equipos más importantes del futbol mexicano. Es tiempo de que deje a los que saben de futbol encargarse del equipo.

Si va a apostar al ‘Proyecto Cryuff’, adelante, pero que se haga bien y sin los manoseos de Vergara. Es cierto que Chivas no pudo jugar a un buen nivel bajo el mando de John Van’t Schip, pero el entrenador holandés aguantó vara y supo poner la cara ante la tempestad que sufrió Chivas toda la temporada. Eso demuestra que tiene carácter.

Cambiarle el rumbo a Chivas no será una tarea fácil pero pienso que Van’t Schip genuinamente quiere hacerlo y merece la oportunidad. Los jugadores se entregaron por su entrenador en el terreno de juego pero les faltaron argumentos para lograr los objetivos. Quizás en esta segunda oportunidad su timonel se los pueda dar para que se dé el siguiente paso.