Se siente como en familia

Gustavo Matosas, técnico del León, destaca la relación con sus jugadores
Se siente como en familia

LEÓN, México.— Gustavo Matosas persigue sus objetivos siempre con una filosofía de fondo que aplica a rajatabla en León.

Esa metodología y mentalidad a la hora de entrenar las aprendió en su etapa como jugador cuando recibió instrucciones del mítico Telé Santana, estratega brasileño que lo dirigió en el Sao Paulo a inicios de la década de los 90.

Si como jugador Matosas cambió radicalmente gracias al técnico brasileño, ahora como entrenador busca compartir esas experiencias a sus dirigidos en León, un club donde dice estar encantado por su disposición de ganar y, además, de jugar bonito, como siempre se lo exigió Santana.

¿Cómo se define como entrenador?

“Soy un tipo chambeador, hago las cosas honestamente y siempre me gusta salir a atacar sea donde sea, sin miedo o temor de que me hagan muchos goles o de que yo haga muchos goles. No tengo ninguna fórmula mágica, simplemente trabajo”.

¿Hubo algún entrenador que lo haya marcado en su carrera?

“Tuve varios entrenadores, pero vida futbolística tuvo un antes y un después de Telé Santana. Me dirigió en Sao Paulo y casi siempre estuve en el banco, pero para mí fue una experiencia única. Me marcó mucho, sobre todo, en los aspectos tácticos, técnicos, en la disciplina. Luego, cuando era joven, tuve la oportunidad de trabajar con el maestro Óscar Tabárez, hoy entrenador de la selección de Uruguay , pero con Telé me cambió la cabeza”.

A final de cuentas su intención siempre ha sido formar una unión de grupo…

“Tengo a mis hijos en Uruguay, pero mi segunda familia es el equipo, se tienen determinadas normas de convivencia y de conducta y tienen que ser respetadas a rajatabla. El equipo lo aprendió desde el inicio. En ocasiones suena a verso ya contado, pero acá se ha formado una familia; vamos a los cumpleaños de los hijos, vienen las esposas, novias, los padres de los jugadores, yo conozco a todos los hijos de los jugadores, a lo mayoría de los padres, hay una convivencia que tiene que ser respetada que es la del vínculo afectivo que tenemos, más allá de que sea trabajo”, dijo el entrenador del equipo León.