Romario quiere una fiesta por despido

Río de Janeiro/EFE — El exfutbolista y diputado brasileño Romario afirmó que Brasil tiene que hacer una fiesta y celebrar “con fuegos artificiales” la destitución del seleccionador nacional, Mano Menezes.

Romario calificó este día como “histórico” y consideró que fue una decisión tardía por parte de la dirección de la Confederación Brasileña (CBF) en declaraciones en su cuenta de Twitter.

El astro del equipo campeón del mundo en 1994 pidió que el sustituto de Menezes sea Luiz Felipe Scolari, el seleccionador de 2002, y que se elija al exfutbolista Raí como director de selecciones, en sustitución de Andrés Sánchez, quien sigue en el cargo.

El exjugador del Barcelona fue uno de los mayores críticos de Menezes, al que le acusó de hacer sus convocatorias para inflar el valor de mercado de algunos jugadores para supuestamente beneficiar a sus respectivos agentes.

El mundialista Rivaldo pidió en Twitter para la selección a Muricy Ramalho, entrenador del Santos, al delantero Luis Fabiano y que sea titular Lucas Moura, jugador que en enero cambiará el Sao Paulo por el París Saint Germain.

Luiz Antonio Venker ‘Mano’ Menezes no fue la primera opción de la CBF para sustituir a Dunga en 2010 y solo fue contratado después de la negativa de Muricy Ramalho.

Antes de dar el sí, Menezes tan solo destacaba en su corto currículo el ascenso del Corinthians a primera división, el título de la Copa de Brasil de 2009 y el campeonato regional de Sao Paulo de ese mismo año.

Licenciado en Educación Física y profesional desde 1997, Menezes también ganó tres campeonatos regionales de Río Grande do Sul.