Ley busca proteger embarazadas que trabajan en NY

Presentan un proyecto en el Concejo Municipal para darles mayor protección en los lugares de trabajo

Nueva York — Una legislación que busca mayor protección para las mujeres embarazadas en su lugar de trabajo, fue sometida ayer en el Concejo Municipal por el concejal de El Bronx James Vacca.

Actualmente, si una mujer necesita algún tipo de acomodo debido a su embarazo —tales como poder sentarse mientras trabaja en tiendas al detalle o ir frecuentemente al baño— y su empleador se lo niega, ella debe presentar una demanda de discriminación ante la Comisión de Derechos Humanos.

Pero, según explicó Vacca, resolver la queja podría tomar hasta semanas, lo que podría poner en riesgo su embarazo.

Vacca aseguró que el proyecto de ley, denominado The Pregnant Workers Fairness Act, de ser aprobado, sería una manera más proactiva para que las embarazadas hagan valer sus derechos con sólo presentar una nota de su médico.

“Es inconcebible que una empleada sea despedida porque necesite un acomodo básico relacionado a su embarazo”, dijo Vacca. “El embarazo dura apenas 40 semanas, y cada día cuenta”.

Shirley Aldebol, vicepresidente del sindicato 32BJ, dijo que contrario a lo que le ocurrió a ella cuando estuvo embarazada y necesitó guardar reposo “hay muchas mujeres que no cuentan con la protección de un sindicato”.

“Desafortunadamente, nuestras leyes actuales son inadecuadas”, dijo agregó la concejal Annabel Palma, presidente del Comité de Bienestar General.

La concejal Debi Rose, presidenta del Comité de Derechos Civiles del Concejo, quien respalda la legislación, dijo que aunque la Ley Federal Contra la Discriminación en Embarazadas fue aprobada hace más de 30 años atrás, “el problema persiste”.

“Las estadísticas nacionales son alarmantes. La discriminación relacionada al embarazo se ha incrementado en un 35% en la última década. Esto es inaceptable, especialmente porque las mujeres representan el 50% de la fuerza laboral”, dijo Rose.