Bombardean campamento de las FARC

Bombardean campamento de las FARC
Familiares de secuestrados, desaparecidos y reclutados forzosos de las FARC piden la liberación de los cautivos desde hace ya varios años,según denunciaron.
Foto: MAURICIO DUEÑAS/EFE

Bogotá/EFE — Las autoridades colombianas prosiguen la búsqueda de guerrilleros de las FARC muertos en la mayor ofensiva militar desde que comenzó el proceso de paz tras confirmar el hallazgo por ahora de seis cadáveres, aunque no se descarta que haya “decenas.”

El bombardeo tuvo lugar el sábado por la noche sobre un campamento rebelde en el municipio de Ricaurte, en el convulso departamento de Nariño y fronterizo con Ecuador, y estuvo dirigido contra la columna móvil “Mariscal Sucre” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Por ahora la Fiscalía, organismo encargado del levantamiento de los cadáveres, ha identificado tan sólo seis cuerpos sin vida, confirmó el general del Ejército Leonardo Barrero, comandante del Comando Conjunto del Suroccidente, quien no descartó que la cifra aumente.

El domingo, horas después del ataque militar, las autoridades informaron que habían muerto “decenas” de insurgentes, entre ellos el máximo líder de la columna “Mariscal Sucre”, conocido como “Guillermo Pequeño”; el tercero al mando, alias “Mario”; y la radio operadora, alias “Jazmín.”

El ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo ayer en una rueda de prensa que fueron “abatidos bastantes, muchos miembros” de la “estructura principal” de esa columna, sin precisar la cifra.

Tras el bombardeo, las autoridades incautaron distinto material, como cadenas.

Con cadenas del mismo tipo las FARC mantuvieron atados durante años a sus secuestrados en la selva, a los que pretendían canjear por guerrilleros encarcelados.

Precisamente ayer, uno de los negociadores guerrilleros, Rodrigo Granda, afirmó desde Cuba a la emisora bogotana Blu Radio que esta guerrilla ya no tiene en su poder “prisioneros políticos, retenidos ni secuestrados”, con lo que desmintió las declaraciones vertidas ayer por la guerrillera Sandra Ramírez al diario cubano Juventud Rebelde. Además, recordó que en febrero pasado este grupo se comprometió a no hacer “más retenciones de carácter económico” y afirmó que “esa política se viene cumpliendo rigurosamente.”

El operativo, desplegado a partir de las 3:00 a.m. del sábado en ese municipio de Nariño, tuvo como objeto destruir tres campamentos de las FARC