Chris Alfinez: una cara fresca de la salsa

El boricua comienza a dar de qué hablar con su poderosa voz

Chris Alfinez: una cara fresca de la salsa
El salsero ha cantado con famosos como Marc Anthony y La India.
Foto: cortesía

Nueva York — Para nadie es un secreto que el género de la salsa está atravesando por una crisis de continuidad. Las grandes figuras parecen no tener sucesores que revivan su legado y le den dinamismo al tan popular ritmo.

Sin embargo, el cantante Chris Alfinez espera convertirse en ese individuo que revolucionará nuevamente la salsa, y para ello cuenta con dos eficaces armas: talento puro y buena pinta.

“Espero poder crear un impacto tan grande como artista para reivindicar el género. He escuchado a mucha gente diciendo que la salsa está muriendo, pero yo creo que todo puede reducirse a un artista particular que pueda hacerla brillar otra vez”, manifiesta.

Empezó como corista de Marc Anthony y ahora interpreta dúos musicales con La India, pero el nativo de Washington Heights quiere crearse un nombre por sí solo y se encuentra preparando un álbum como solista, el cual espera lanzar el próximo año.

Dos de los sencillos de este proyecto ya fueron difundidos. Uno de ellos, titulado “Soy Boricua”, se convirtió en el himno del desfile puertorriqueño de 2011 y le concedió la oportunidad de presentarse en la tarima principal del evento.

Aunque sin duda exitoso, el artista reconoce que la carrera musical no es fácil, y es por ello que mantiene un trabajo de tiempo completo durante el día en una compañía privada de aviación.

Chris también es modesto con respecto a su buena apariencia y confiesa que no tiene ninguna rutina en particular para cuidar su físico. De hecho se muestra un poco inseguro cuando se le pregunta por su éxito entre el género femenino. “El Gatito”, como le llaman de cariño sus conocidos, es un apodo que adquirió durante una presentación en Ecuador, cuando una fanática que no conocía su nombre pidió tomarse una foto con el joven de los hermosos ojos verdes.

“Soy muy tímido fuera del escenario, para conquistar simplemente trato de ser un caballero. Mucha gente cree que los cantantes seducen con música, ese no es mi caso” dice risueño.