Exjefe policial seguirá detenido en Suiza

Ginebra/EFE — El exjefe de la policía nacional de Guatemala Erwin Sperisen, detenido en agosto pasado en Ginebra, seguirá en situación de prisión provisional, al menos hasta el 26 de febrero, confirmó ayer un tribunal de esta ciudad suiza.

Sperisen, buscado por la justicia de su país por su presunta implicación en ejecuciones extrajudiciales durante su mandato policial entre julio de 2004 y marzo de 2007, fue detenido el 31 de agosto por orden del Ministerio Público de Ginebra.

El exjefe policial recurrió y la corte penal de apelaciones de Ginebra, tal y como ya hizo en octubre pasado, desestimó la petición de Sperisen, de nacionalidad suizo-guatemalteca, por considerar que existe un riesgo evidente de fuga si es puesto en libertad.

Es la segunda vez que esta instancia judicial prolonga tres meses la situación de prisión provisional de Sperisen.

El detenido es uno de los tres ex altos funcionarios cuya captura internacional pidió un tribunal del país centroamericano, tras ser acusados por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) de integrar una estructura criminal dedicada a las ejecuciones extrajudiciales de reos en el país.

Creada en 2006 bajo auspicios de la ONU e integrada por juristas internacionales, la Cicig tiene como objetivo ayudar al Gobierno guatemalteco a luchar contra la violencia en el país.

En agosto de 2010, Guatemala lanzó un mandato internacional de detención, tras lo cual las autoridades de Ginebra, ciudad de residencia de Sperisen, crearon una comisión rogatoria que en 2011 presentó sus conclusiones ante la Fiscalía ginebrina.

El detenido, de 42 años, es hijo del embajador de Guatemala ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), Eduardo Ernesto Sperisen-Yurt, que actualmente preside el comité del Grupo Negociador sobre Facilitación del Comercio de este organismo.