ELN quiere participar en diálogos de paz

ELN quiere participar en diálogos de paz
Jesús Santrich, derecha, e Iván Márquez principales negociadores de las FARC.
Foto: ap

Bogotá/Notimex — El rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) tiene a un grupo negociador en Cuba con miras a iniciar contactos exploratorios de paz con el gobierno de Colombia, que ya están acordados, informó ayer el diario El Colombiano.

El periódico señaló que una fuente cercana al proceso afirmó que esa guerrilla “tiene desde el pasado 3 de diciembre un grupo negociador en Cuba con miras a entablar un acercamiento exploratorio con el gobierno” del presidente, Juan Manuel Santos.

Según el rotativo, el ELN, con unos cuatro mil hombres en sus filas, “está a las puertas” de iniciar diálogos con el Ejecutivo colombiano, tras varios meses de contactos informales entre las partes,los cuales se harían públicos en enero próximo.

De acuerdo a la versión, los acercamientos se dieron con Eliécer Erlinto Chamorro Acosta, alias ‘Antonio García’, miembro del Comando Central (Coce), y quien sería delegado del ELN junto a Israel Ramírez Pineda, alias ‘Pablo Beltrán'”.

El ELN estaría interesado en tocar temas sensibles para el proyecto económico del gobierno: “las multinacionales, la inversión extranjera y la explotación petrolera y minera; la reforma a la educación; los derechos laborales y los recursos ambientales”, apuntó.

La noticia de la presencia del ELN en Cuba, coincidió con el inicio ayer miércoles de una nueva ronda de negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Los dos grupos retomaron sus conversaciones bilaterales en La Habana, en un nuevo ciclo de la negociación para la paz que estará marcado por la puesta en marcha de mecanismos de participación social en el proceso de diálogo.

Tras cinco días de pausa, la mesa de negociación vuelve al trabajo en Cuba precedida de llamadas de ambas partes -aunque con diferentes matices- a la participación ciudadana en un proceso donde la sociedad colombiana podrá plantear propuestas para la paz en una página web que entrará en funcionamiento el próximo 7 de diciembre.

Antes de partir el martes de Bogotá, el exvicepresidente Humberto de la Calle, líder de los negociadores del presidente Juan Manuel Santos, quiso dejar claro que “la participación es un insumo para la mesa, la participación esta al servicio de la mesa, no la mesa al servicio de la participación”.

“No es el dialogo para prolongar el conflicto, es el dialogo para terminar el conflicto”, recalcó.

Las FARC, a su llegada al Palacio de Convenciones, llamaron por su parte a una movilización total del país para exigir una participación “decisoria” con la que lograr la “consolidación de una democracia auténtica” en Colombia. Para la guerrilla, la mesa de diálogo de es el punto de encuentro de dos maneras de ver la problemática nacional.