Arrestan a médico de NYC por recetar “de muerte”

El Dr. Stan Li se declaró no culpable de dos cargos de homicidio involuntario y salió libre tras pagar una fianza de $750,000
Arrestan a médico de NYC por recetar “de muerte”
Dos pacientes obtuvieron cerca de 500 pastillas poco tiempo antes de morir.
Foto: Archivo

Nueva York – Stan Li, médico en una clínica contra el dolor de la Ciudad de Nueva York, se declaró “no culpable” esta tarde de dos cargos de homicidio involuntario, por haber recetado medicamentos que las autoridades entienden provocaron la muerte por sobredosis a dos pacientes.

El doctor Li -que anteriormente enfrentó una acusación por recetar a un convicto que mató a cuatro en una farmacia- fue liberado tras pagar una fianza de $750 mil en la corte de Manhattan.

De acuerdo con el pliego acusatorio, en el año 2010, el Dr. Li le recetó más de 500 píldoras a un hombre de 21 años que cinco semanas más tarde apareció muerto dentro de su auto, en Queens. Cuando las autoridades registraron el vehículo hallaron un frasco del medicamento Xanax con 35 píldoras de las 90 que le habían sido despachadas al paciente tres días antes. La autopsia practicada al cuerpo de este hombre reportó que la causa de muerte fue intoxicación aguda provocada por una mezcla de Xanax y oxycodona.

En un segundo caso, las autoridades alegan que el Dr. Li continuó recetando a un paciente de 37 años y residente de Long Island aún cuando éste reflejaba un serio deterioro de su salud. Este otro paciente falleció de una sobredosis tras recibir cerca de 500 pastillas en el último mes de su vida.

Hoy las autoridades dijeron que este podría ser el primer caso en la Ciudad de Nueva York en el cual un médico es acusado de homicidio por provocar una sobredosis. Según la fiscalía, el médico fue negligente porque ignoró signos obvios en los pacientes y tampoco hizo nada para ayudarlos. En su lugar -siempre de acuerdo a la acusación- el Dr. Li se dedicó a recetar combinaciones de medicamentos que son conocidos como peligrosos.

De ser hallado culpable, el médico de 58 años enfrentaría una sentencia de hasta 15 años de cárcel por el delito de homicidio involuntario. El acusado enfrenta también otros cargos de fraude, venta de recetas y negligencia.