Divas de la tecnología en Brooklyn

DIVAS for Social Justice sirve a las jóvenes de Bedford- Stuyvesant.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Divas de la tecnología en Brooklyn
De izq. a der.: Ericka Sánchez, Grisel Núñez, y Olga Sánchez, participantes de los programas de DIVAS de fotografía.
Foto: Cortesia

NUEVA YORK — Programar un robot utilizando sensores y comandos para que éste realice tareas, parece ser un trabajo de hombres, no de mujeres.

Lo mismo sucede en el campo de las ciencias de la computación. En los Estados Unidos, sólo el 25% de los empleos de profesionales en computación fueron ocupados por mujeres en 2011, de acuerdo con el National Center for Women & Information Technology. Y de estas profesionales, sólo el 1% eran latinas, el 3% afroamericanas y el 4% asiáticas.

Pero hay una organización sin fines de lucro en Brooklyn, con ba se en el barrio de Bedford-Stuyvesant, que quiere cambiar estos números y esta percepción.

Se trata de DIVAS for Social Justice, fundado hace cinco años, la cual motiva a las estudiantes a utilizar proyectos multimedia (como fotografía y video), para hablar de justicia social y otros temas que afectan a sus comunidades, a la vez que fomenta en ellas el interés por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, o carreras STEM, como se le conoce en inglés.

Clarisa James, directora ejecutiva y co-fundadora del programa, dijo no es que a las mujeres no les interese incorporarse al campo de la tecnología, “el problema que ellas enfrentan es la falta de acceso a este campo de la ciencia, especialmente las mujeres de las minorías”.

“En una investigación de Girl Scouts of the USA, tras entrevistar a 857 muchachas encontraron que la mayoría de estudiantes latinas estaba interesada en la computación, pero señalaron como impedimento la falta de acceso y la falta de motivación”, dijo James. “Esa es la importancia de organizaciones como la nuestra”, acotó.

DIVAS for Social Justice sirve a unas 65 niñas (de siete a nueve años) y adolescentes (de 14 a 18 años) anualmente, un 50% de ellas latinas.

Además de sus programas multimedios, como fotografía, Photoshop, diseño de página de Internet, sonido y música y video, DIVAS recién lanzó el mes pasado su programa de Robótica, con un equipo de niñas de siete a nueve años. Hasta ahora cuenta con un solo robot, que aun no tiene nombre pero que las niñas han aprendido a programar para que remueva nieve con una pala y hasta que hable: el robot dice: “Hola”, y lo usan para hablar del tema de los cambios climáticos, según explicó James.

Andrea Taylor, profesora de la universidad Pace y creadora voluntaria del equipo de Robótica de DIVAS, explicó que el programa también incluye el uso de tecnologías para promover cambios sociales.

“Actualmente, las estudiantes de las minorías tienen menos posibilidad de obtener una licenciatura que las estudiantes blancas, y en las carreras de STEM esta brecha es mayor”, dijo Taylor. “Esta disparidad se debe en gran parte a factores económicos y de preparación académica”, señaló.

Clarisa James dijo que para ampliar el programa de Robótica, en estos momentos buscan recaudar unos $5,000 en fondos para comprar más robots y accesorios adicionales, computadoras Mac para enseñar programación, y para cubrir pasajes y gastos a fin de participar en competencias de robótica.

“Queremos que nuestros programas sigan siendo gratis”, dijo.

DIVAS for Social Justice (Digital Interactive Visual Arts Sciences), está localizado en el 677 de la avenida Lafayette. Para más información y hacer donaciones, visite: http://www.divasforsocialjustice.org