Estatua, estadio y calle

PACHUCA, México.— Un consenso con la participación del público en general, y no sólo de los aficionados al futbol, se desarrollará en los próximos días para definir el homenaje perdurable a Miguel Calero.

La petición que más se ha hecho notar es que el Estadio Hidalgo pueda llevar el nombre del “máximo símbolo tuzo”.

El gobernador del estado, José Francisco Olvera, se ha sumado a la propuesta de la perdurabilidad del nombre de Calero, quien marcó gran época en la historia del Pachuca.

Además de poner al estadio el nombre de uno de los mejores porteros colombianos de los últimos tiempos, también hay la propuesta de rebautizar alguna calle principal de la ciudad.

Jesús Martínez Patiño, presidente de los Tuzos, explicó cuáles son las medidas que están planeando para reconocer a Miguel Calero, quien falleció el martes a consecuencia de dos trombosis que sufrió.

“El número ya estaba retirado [por cinco años], no es mala idea [retirarlo para siempre]”, dijo.

“El palco ya lo tiene, pero estaremos haciendo una gran estatua, tenía muchas ilusiones, iba a ser auxiliar de Gabriel Caballero, estaba ansioso, me decía: “Presidente, ya quiero que empiece la pretemporada, vas a ver que nos va a ir bien” , siempre era positivo”, señaló el mandamás.

La estatua se colocaría en el estadio o en la Universidad del Futbol del Pachuca.

Las cenizas de Miguel Calero serán repartidas entre su natal colombia y Pachuca, informó ayer la familia.

La familia se llevará parte de las cenizas a Colombia y permanecerán en la casa de la madre, y la otra será dejada en Pachuca, en un nicho especial que será construido en la Universidad del Futbol.

“Les vamos a dejar un pedacito de Miguel”, dijo Milton Calero al agradecer el homenaje a su hermano en el Estadio Hidalgo con presencia de la directiva tuza.