Manualidades navideñas para hacer con nuestros niños

La Navidad es tiempo de compartir y hacer manualidades navideñas con nuestros hijos ayuda a que sean…
Manualidades navideñas para hacer con nuestros niños
Foto: Morgue File

La Navidad es tiempo de compartir y hacer manualidades navideñas con nuestros hijos ayuda a que sean creativos. Además nos ayuda a trasmitirles conocimientos, paciencia, organización y como adicional, nos permite compartir tiempo de calidad en familia.

Cuando nuestros hijos son pequeños, suelen estar felices de hacer trabajos que impliquen pintar, diseñar, pegar y ensuciarse un poco. Incentivemos sus ganas de participar con estos entretenidos trabajos que sin duda no solo los mantendrán entretenidos sino que también servirán como decoración en nuestra casa.

Los dos trabajos que hemos encontrado en Internet -efectuados por Manualidades Guía Infantil- son similares. Tenemos un reno y un Santa Claus. Solo varían algunos materiales. Todos son con cartulina de colores (piel, marrón, rojo y naranja). También debemos tener palitos de madera (como los de los helados), un marcador negro que permita escribir en diferentes texturas, goma o silicona líquida, temperas (roja y blanca), ojos móviles y cintas de colores (rojo y amarillo).

A continuación te daremos las indicaciones para las actividades:

Para el reno requerimos seis palitos de helado sin pintar. Estos palitos deben pegarse de manera vertical uno al lado del otro en un pedazo rectangular de cartulina de color marrón. Una vez pegados los palitos se debe de cortar alrededor, todos los bordes de la cartulina sobrante. A continuación, se deben dibujar los cuernos en cartulina marrón, un poco de pelo para la cabeza (en forma de nube) y las orejas de color naranja y se pegan donde corresponda. Después se pinta la boca y se pegan los ojos movibles y finalmente se coloca el lazo para colgar el adorno. Para ver el video de la manualidad haz clic aquí.

Necesitamos cuatro palitos pintados de color blanco y dos rojos. Tres de los blancos deben ser cortados en dos y a los rojos se les quita un trozo (1/4) de un lado. Los palos blancos deberán ser pegados sobre una cartulina de color piel, de manera vertical pero no a la misma altura. Se debe buscar simular la forma de una barba. Posteriormente se debe pegar un cuadrado rojo en la parte que sería el gorro. Sobre este cuadrado, se debe formar una especie de triángulo. El palo blanco sobrante se pega en el borde del sombrero y sobre él se pegan motas de algodón. Finalmente se pintan las mejillas, la boca y se pegan los ojos y la cinta para colgar el adorno. Mira el video aquí.

Si celebramos con una cena familiar en casa, podemos hacer suficientes para cada uno de nuestros invitados y personalizarlos con sus nombres.

Como éstas, hay muchas manualidades navideñas para hacer con nuestros niños. La idea es pasar un momento familiar divertido y que nuestros hijos desarrollen su creatividad. No solo tendremos lindos adornos para colgar en las puertas o en el árbol de navidad, también habremos generado maravillosos recuerdos de trabajo en equipo en nuestra familia.