Prometen ‘destruir a Israel’

Las Brigadas de Hamás celebran 25 aniversario de movimiento islámico

Gaza/EFE — Las Brigadas de Ezedín Al Kasam, brazo armado de Hamás, prometieron ayer “destruir a Israel” durante un acto con motivo de las celebraciones por el 25 aniversario de la creación de este movimiento islámico.

“Las Brigadas Al Kasam cortarán las manos a cualquiera que ataque al pueblo palestino y a sus líderes”, dijo un alto mando de la milicia, que se dirigió enmascarado y uniformado a decenas de miles de palestinos que ondeaban banderas verdes con la insignia del movimiento.

“Las Brigadas nunca abandonarán Gaza”, advirtió antes de vanagloriarse del resultado de la última contienda armada, librada con israel el pasado mes de noviembre

En su opinión, las milicias radicales “lograron una gran victoria” pese a utilizar “solo una décima parte” de su capacidad bélica.

“Estamos preparando un Ejército desde Gaza, Cisjordania, Cairo, Túnez, Teherán y Ankara para obligar a Israel a irse”, afirmó tras advertir sobre las consecuencias que tendría una guerra en la que las brigadas usaran “todo su potencial” tanto en Gaza como en Cisjordania.

Los israelíes, afirmó, “deberían empezar a preparar sus pasaportes e irse a los países de los que vinieron” puesto que, de quedarse, “un Ejército islámico irá pronto a por ellos y los barrerá de nuestro país y nuestras tierras ocupadas”. Decenas de miles de palestinos han acudido este sábado al parque de Al Katiba, en el oeste de Gaza capital, para participar en las celebraciones, que contará esta tarde con la intervención del máximo líder político de Hamás, Jaled Meshal, llegado el viernes a la franja por primera vez en su vida.

Entre los participantes también se cuentan miembros de las diversas facciones palestinas, incluso de Al Fatah, el enemigo más enconado de Hamas. Los oradores pronunciaron sus discursos desde un gran estrado adornado con una enorme réplica de un cohete M-75, utilizado en el último enfrentamiento armado con Israel, y en cuyo fondo una imagen mostraba la cúpula dorada, en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este.