Crean línea para poyar a trabajadores de Sandy

Fiscalía de Nueva York pone a disposición una línea directa para reportar abusos contra los empleados de la limpieza
Crean línea para poyar a trabajadores de Sandy
Trabajadores inspeccionan los daños causados por Sandy en Belle Harbor, Queens.
Foto: Archivo

Nueva York — Se ha creado una línea directa a nivel estatal para los trabajadores que tienen problemas laborales relacionados con la limpieza, recuperación y reconstrucción tras el huracán Sandy.

Esta línea, puesta en marcha por la Fiscalía General de Nueva York, proporcionará asistencia, información y referencias a los empleados que trabajan en la limpieza y reconstrucción en las zonas y edificios dañados por el huracán. “Los trabajadores que realizan trabajos de recuperación y limpieza desempeñan un papel fundamental en la reconstrucción de nuestro estado”, dijo el Fiscal General Eric Schneiderman. “Ya sea trabajando en la limpieza de grandes edificios de oficinas, hospitales, apartamentos, tiendas o casas particulares, los empleados están protegidos por las leyes laborales de Nueva York”.

La oficina del Fiscal General está investigando varias denuncias sobre la falta de pago de salarios, la falta de pago de horas extra y otras violaciones de las leyes laborales cometidas por los contratistas de limpieza.

El número para llamar a la línea directa de asistencia es el 1-800-771-7755.

Derechos de los trabajadores:

Los empleadores deben pagar los salarios exigidos por la ley, incluyendo salario mínimo ($ 7.25 por hora) y horas extras (1.5 veces la tarifa regular del salario después de 40 horas a la semana). Si un empleador promete un salario más alto, el empleador debe pagar la tasa prometida.

Casi todos los empleados que realizan la limpieza o trabajo de recuperación en un edificio o propiedad públicos, como una escuela, un hospital, o un edificio propiedad de una agencia del gobierno federal, estatal o local, tienen derecho al “salario prevaleciente”, que suele ser mucho mayor que el salario mínimo.

Los empleadores deben proporcionar a los empleados el equipo necesario para protegerse de los riesgos para la salud y los peligros en el lugar de trabajo.