Doble vara

Ayer mientras Hiram Monserrate recibía su merecida sentencia de 24 meses por fraude, Alan Hevesi se preparaba para hoy ser puesto prematuramente en libertad de su sentencia de hasta cuatro años por pillo. El primero cometió su fechoría mientras era edil de Queens y el monto fue de unos $100 mil destinados a una agencia comunal y los cuales desvió para gastos de su campaña.

El segundo se robó millones de dólares mientras ejercía como contralor del estado a cargo de miles de millones y la sentencia fue de hasta cuatro años y solo cumplió uno. El primero nació en NY de padres puertorriqueños, el segundo es judío.

No podía dejar de comparar cómo es que este estado trata a los puertorriqueños quienes han sido leales miembros del Partido Demócrata por décadas. El mismo partido que otros latinos han seguido a mis compatriotas y que ahora los trata como excremento.

El ejemplo más reciente lo provee senador estatal Jeffrey D. Klein del distrito 34 en El Bronx, que creó un grupo de cuatro demócratas – todos blancos – que en esencia hicieron lo mismo que Pedro Espada, Hiram Monserrate, Rubén Díaz y Carl Kruger hace unos años. Claro está, por ahora hay varias diferencias ya que de los “cuatro amigos” tres, han sido declarados culpables de diversos delitos. Díaz es el único que no ha sido acusado de nada.

Lo que debe preocuparnos y a los demócratas en particular es el nivel de tolerancia hacia estos rebeldes y desleales demócratas. El Partido Demócrata de NY a diario da ejemplos de que no todos los que lo integran son iguales.. Hello!

Bajofuego@eldiariony.com