Hallan muerto a joven hispano desaparecido en El Bronx

Se desconoce qué pudo ocurrirle a Jesús Gonzales, encontrado en el East River
Hallan muerto a joven hispano desaparecido en El Bronx
Familiares y amigos de Jesús Gonzales se congregaron en la Funeraria First Avenue Service para darle el último adiós.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York — En una pesadilla culminó la intensa búsqueda de un adolescente mexicano desaparecido el 20 de noviembre, al ser hallado muerto el 6 de diciembre en East River.

La Policía confirmó que el cuerpo de Jesús Gonzales, de 19 años, fue encontrado flotando en las inmediaciones de la calle 120. La investigación continúa, y aún no se determina si se trató de un crimen. La Uniformada declinó dar más detalles sobre el caso.

Algunos vecinos del área indicaron no haber escuchado o visto algo extraño en los días que desapareció el chico.

Como El Diario lo reportó en su publicación del primero de diciembre, Jesús salió del departamento de sus padres, cerca de la calle 112 y la Avenida Lexington, la mañana del 20 de noviembre, diciendo a su madre, Guadalupe Gonzales, que regresaría más tarde, pero no volvió.

Según la familia, dos días después de la desaparición, una adolescente que se identificó como “Jessica” y dijo ser exnovia del chico, entregó a la madre una mochila con las pertenencias de Jesús, indicando que desayunó con él en un McDonald’s de El Bronx. La madre acudió al lugar, pero los empleados le informaron que de acuerdo con las cámaras de seguridad, el muchacho estuvo solo.

La Policía no reveló si se interrogó a la adolescente que visitó a la familia luego de la desaparición de Jesús Gonzales. Un portavoz indicó por teléfono no tener mayor información que proporcionar a la prensa.

Fuentes policiales informaron que fue difícil identificar al adolescente, por el estado del cuerpo. Al encontrarlo, las autoridades creyeron que se trataba de un hombre de unos 30 años. Se esperan los resultados de la autopsia.

La tarde de ayer, amigos y familiares de Jesús se congregaron en la Funeraria First Avenue Service, en la calle 115 y Primera avenida, para darle el último adiós.

“Conservé hasta el último día la esperanza de que mi hijo apareciera con vida, no esperaba una final como este”, dijo Guadalupe Gonzales, ahogada en llanto. La angustiada madre apuntó no tener detalles de la muerte de su hijo. “No sé que sucedió, quisiera saber la verdad, pero entiendo que eso no me devolverá a mi muchacho”.

La mujer expresó sentir un poco de consuelo al tener una tumba donde llorar y llevar flores. Pese a la tragedia, comentó que permanecerá fuerte para sus otros hijos.

“Mi vida debe continuar, porque tengo una familia que proteger y niños que necesitan de mi”.

Amigos cercanos y familiares lamentaron tener un velatorio con ataúd cerrado, pues esperaban ver por última vez a Jesús, a quien recordaron como un joven alegre, tranquilo y de corazón humilde.

“Si se trató de un crimen, queremos justicia. Si fue un accidente, tendremos resignación, pero queremos saber qué le pasó a este niño tan dulce”, dijo Belén García, una amiga cercana. “Es muy triste, los padres buscaron a su hijo hasta el final. Esperábamos un milagro”.

Amigos y familiares se despidieron de Jesús Gonzales, cuyos restos descansaron en una féretro blanco. Hoy a las 10:00 a.m. se realizará una misa en la Iglesia Monte Carmelo, en East Harlem.