Piel sana: tónicos caseros infalibles

Hoy en día existen numerosos productos destinados a mejorar el aspecto del rostro. Para las amantes…
Piel sana: tónicos caseros infalibles
Foto: Wikimedia Commons

Hoy en día existen numerosos productos destinados a mejorar el aspecto del rostro. Para las amantes de los tónicos caseros y naturales hay también numerosas opciones para comulgar con una piel sana. Como complemento a tus cuidados diarios o como opción para despreocuparte por realizar grandes gastos, te ofrecemos un set de infalibles recetas para verte cada día más bonita.

Exfoliantes naturales, contorno de ojos inmejorable, piel de porcelana, shock de hidratación y nutrición, adiós a la piel grasa o reseca y ¡bienvenida la juventud!

Tanto al finalizar tu jornada como al iniciar un nuevo día es importante que mantengas tu piel limpia para liberarla de todos aquellos agentes que impiden su oxigenación. Los restos de maquillaje, la suciedad y las toxinas deterioran la epidermis facial. Un buen jabón neutro y agua tibia son las claves. Además puedes aplicar algunos de los siguientes tónicos de acuerdo con tus preferencias y tu tipo de piel.

Nada mejor que liberarse de las impurezas y remover las células muertas. Con miel, azúcar y unas gotas de limón se prepara una emulsión con la que suavemente se masajean el rostro, cuello y zona del escote. Deja reposar 15 minutos y remueve con agua tibia. La aplicación ideal es de dos a tres veces por semana. Recuerda que el sol no es el mejor amigo de la exfoliación ya que puede irritar la piel.

El gran secreto es higienizarse con agua y jabón neutro para luego aplicar unas gotas de Tea Tree Oil (Aceite de Árbol de Té o Melaleuca alternifolia) en las zonas afectadas. Esta mágica poción utilizada por las poblaciones nativas de Australia se compone de extractos naturales con múltiples propiedades antisépticas, antibacterianas y cicatrizantes. Su aroma es fresco y además puede usarse para combatir la halitosis y los hongos.

Las compresas de manzanilla son ideales para revitalizar el contorno de ojos. Otra opción es preparar jugo de pepino y llevarlo al refrigerador por una hora. Luego, agrega un poco de jugo de limón. Después de 15 minutos enjuaga con agua fría. El toque final para rehidratar la zona es el aceite de almendras que además nutre las pestañas y las fortifica.

Masajear todos los días con mantequilla de cacao y aceite de aguacate. Verás que las marcas se notarán menos y, finalmente, lucirás una piel sana y soñada.

Muchos son los tónicos caseros que pueden mejorar tu aspecto. Una de las claves es beber abundante agua e incorporar frutas frescas y semillas en tu dieta. ¿Te animas a explorar estos secretos para lograr una piel sana y compartirlos con tus amigas?