Tragedia inspira entrega de armas

Tragedia inspira entrega de armas
Algunas de las armas que fueron entregadas ayer en el programa de armas por dinero realizado por la fiscalía de Brooklyn y entidades religiosas del condado.
Foto: DCPI

Nueva York/EDLP — Durante el programa de la Policía, “Gun Buy Back”, en dos iglesias de Brooklyn, asistentes expresaron su dolor por la masacre en Newton, Connecticut, y coincidieron en que se debe tomar mayor acción en cuanto al comercio de armas de fuego.

Decenas de neoyorquinos entregaron voluntariamente y de manera anónima sus pistolas y rifles en las iglesias Mount Ollie Baptist, en la Avenida Marks, y Saint Peter’s Lutheran Church, en Highland Place; varios de ellos consternados por la muerte de 20 niños de entre 5 y 10 años durante un tiroteo en la escuela Sandy Hook.

“Uno de los motivos de entregar mi revolver fue el horror que me causó la noticia del tiroteo, en verdad lamento el dolor de los padres de esas criaturas inocentes”, dijo un hombre de 53 años, que prefirió no identificarse. “Soy padre de cuatro muchachos y veo claro que un arma en casa no es correcto ni seguro”, enfatizó el residente de la calle MacDougal.

Luego de entregar una pistola envuelta en bolsas plásticas, una mujer que se identificó como Sara confesó estar arrepentida por haberla comprado, y pidió a las autoridades mayor acción para regular el comercio de armas.

“Cualquiera puede comprar un arma en la calle como si fuera comida en un supermercado. Un problema igual de grande es comprar legalmente e iniciar un tiroteo más tarde”, comentó la madre de una niña de 14 años. “Tenemos que hacer una pausa y ver que somos una sociedad cada vez más enferma”, agregó.

El Fiscal de Brooklyn, Charles J. Hynes, visitó ambos sitios en un esfuerzo por motivar a los neoyorquinos a evitar más hechos violentos con armas de fuego, expresó su indignación por la matanza en Newton y pidió la colaboración de la comunidad para traer paz y seguridad a la calles de la ciudad.

En una jornada del programa “Gun Buy Back” en septiembre pasado, en la Iglesia Bautista Evergreen de Bushwick, el NYPD recuperó 85 armas, ofreciendo $200 por pistolas operables y $20 por rifles.

Por otro lado, el Senador José Peralta, de Queens, convocó a una acción bipartidista para reformar leyes respecto do comercio de armas, especialmente en cuanto a la adquisición de armas de ciudadanos que sufren algún desorden mental.