Chavez gobierna desde La Habana

Sigue una tendencia positiva de estabilización y ya da instrucciones por teléfono
Chavez gobierna desde La Habana
Un ciudadano asiste a un centro de votación para participar en las elecciones regionales en Caracas.
Foto: EFE

Caracas/EFE — El Gobierno de Venezuela aseguró ayer que la recuperación del presidente Hugo Chávez experimenta una tendencia positiva y se ha revertido el proceso inicial de complicaciones en la cirugía del pasado martes en Cuba, la cuarta a la que se ha sometido el mandatario en su lucha contra el cáncer.

Una vez más fue el ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, yerno del presidente, quien asumió el papel de portavoz gubernamental para informar desde La Habana de que Chávez está ya pendiente de lo que pasa en su país y que ha seguido con atención el proceso electoral regional del domingo en Venezuela.

“Queríamos compartir con el país que el comandante presidente sigue en su proceso de estabilización, la tendencia sigue siendo positiva día tras día, hora tras hora”” indicó Arreaza en un contacto telefónico transmitido por el canal estatal VTV.

El presidente venezolano fue intervenido del cáncer el martes en una cirugía de más de seis horas en la que se produjeron complicaciones como consecuencia de una hemorragia que debió ser atendida, según el Gobierno, de “forma oportuna”.

“Se revirtió aquel proceso inicial, los momentos de tensión se fueron superando y luego ha habido una tendencia positiva de estabilización a lo largo de estos días subsiguientes”, afirmó el ministro.

Agregó que desde el viernes “el comandante ya comenzó a comunicarse” y “a instruir, a gobernar y a dar instrucciones para que se cumplan” en Venezuela.

Por otra parte, aseguró que Chávez, de 58 años, está siendo atendido por un equipo medico “que es extraordinario”. “Tienen incluso dobles y triples equipos profesionales para atender cualquier situación que se pueda presentar, contamos con toda la tecnología”, agregó.

Chávez, en el poder desde 1999, pasó el martes por el quirófano por cuarta vez desde que le fue diagnosticado en junio del año pasado un cáncer del que apenas se sabe que está en la zona pélvica, pero no su tipología ni ubicación exacta.

Antes de partir a Cuba el pasado lunes, el presidente planteó por primera vez la posibilidad de no poder continuar en el poder como consecuencia de la cirugía y designó al vicepresidente Nicolás Maduro como su sucesor político si no pudiera asumir el 10 de enero para el mandato 2013-2019, que ganó en las elecciones de octubre.