‘Linsanity’ regresa al Garden

‘Linsanity’ regresa al Garden
Jeremy Lin (der.) de los Rockets, disputa el balón con Carmelo Anthony, de los Knicks, durante el juego del pasado 23 de noviembre, ganado por los de Houston.
Foto: ap

Nueva York — Los Knicks tienen el mejor récord de la Conferencia Este, con un sorprendente 18-5.

Y de sus cinco derrotas, una dejó mortificado a su entrenador, Mike Woodson. Fue el viernes 23 de noviembre, cuando su equipo viajó a Houston a enfrentarse a los Rockets de Houston, que tienen como gran novedad al exKnick Jeremy Lin.

Toda la atención de la prensa estaba puesta sobre Lin y el saber cómo iba a responder ante el reto de enfrentar al equipo que lo lanzó al estrellato y lo dio a conocer al mundo del baloncesto.

Ese día Lin y sus compañeros respondieron en forma contundente y vencieron sin apelativos a los neoyorquinos por 131-103.

Fue una derrota que provocó vergüenza entre los Knicks y hoy, a las 7:30p.m., en el fortín del Madison Square Garden, se presenta la oportunidad de revancha.

Desde ese entonces, ambos quintetos han marchado por caminos diferentes: mientras los Knicks han ganado nueve de los últimos diez juegos, Houston perdió ayer 103-96 ante Toronto y tiene marca de 11-13.

Vuelve Carmelo Anthony a la titular de Nueva York, tras perderse el juego del sábado ante Cleveland por una torcedura en un tobillo sufrida ante los Lakers el jueves pasado.

Sin Carmelo, los Knicks nunca estuvieron en control del juego y hasta el último segundo la marca de imbativilidad en el Garden estuvo en suspenso, merced a los 41 puntos del joven Kyrie Irving de los Cavaliers. Un apretado 103-102, aunque como excusa del equipo no estuvieron, además de Melo, Rasheed Wallace y Marcus Camby.

Será interesante ver cómo reacciona esta noche la apasionada afición de los Knicks ante el retorno al tablado del Garden de quién, en su momento, revivió la ilusión de un equipo que no iba para ninguna parte en aquel memorable mes de febrero.

La famosa palabra de ‘Linsanity’ que sacó del ostracismo a un jugador considerado ‘normalito’ y que sin duda será uno de los hechos más destacados en los resúmenes de fin de año vuelve a la ciudad que le vio nacer.

Aunque ahora las cosas son muy diferentes. Lin se lesionó de gravedad antes de los playoffs pasados y no pudo ayudar a Nueva York a avanzar y durante el receso de temporada Houston lo contrató por 25 millones.

En Houston, con la titular garantizada, Lin ha demostrado que pertenece a los grandes, pero esta noche tendrá al frente a un equipo diferente al que venció en noviembre. Estos Knicks tienen hambre de triunfo y la espinita de la paliza en Houston se la quieren sacar como sea.

Además de Lin, Houston cuenta con James Harden y Chandler Parsons, peligrosos desde el perímetro, y el turco Omar Asik, que con sus 7 pies de altura será un reto para la defensa neoyorquina. La ‘Linsanity’ ha sido reemplazada por la ‘Melomanía’ y esta noche, será una buena oportunidad para Carmelo y Compañía de decirle al mundo que Jeremy Lin ya es historia.

Otros juegos para hoy: Minnesota en Orlando, 7 p.m.; Houston en New York, 7:30 p.m.; L.A. Clippers en Detroit, 7:30 p.m.; Chicago en Memphis, 8 p.m.; San Antonio en Oklahoma City, 8 p.m.; Sacramento en Phoenix, 9 p.m.