Aplazan juicio por violencia doméstica

Queens — El juicio del hombre que intentó asesinar a su excompañera, para que no testificara porque la había violado, tendrá que esperar al año próximo.

Daniel Paguay, de 21 años, violó a su excompañera y madre de su hija el 21 de abril del 2011. La mujer, de 17 años, le denunció y Paguay salió en libertad bajo fianza de $25,000, aunque la fiscalía había pedido $250,000. Mientras comenzaba el juicio la juez Stephanie Zaro emitió una orden de protección para la mujer.

La Policía falló en registrar esa orden en sus computadores y ésta no apareció cuando Paguay fue a la casa de la joven para que le diera los escritos amenazantes que le había enviado y ella llamó a la policía. Aunque le indicaron que iban a proceder contra él nunca actuaron ni le incluyeron en sus registros.

El 20 de junio, Paguay volvió de nuevo tratando de asustarla para que no testificara porque si lo hacía lo iban “a encerrar”. Cuando ella pensaba que se había ido llamó al primo de Paguay, Gabriel Calle, con quien había empezado a salir. Estando en el teléfono este oyó como Paguay y la joven discutían. Corrió hacia la casa y vio a la mujer corriendo ensangrentada seguida por Paguay armado con un cuchillo. Trató de defenderla pero Paguay lo cortó. En esa lucha la mujer logró quitarle el cuchillo a Paguay y se lo dio a Calle, corriendo a refugiarse en un supermercado.

Calle, ensangrentado y armado con un cuchillo, fue retenido por un viandante pensando que era el agresor, mientras Paguay perseguía a la mujer hasta el supermercado, cogió otro cuchillo y se lo clavó varias veces en la espalda.

Ayer, el juez Kenneth Holder, al no haber suficientes personas disponibles para seleccionar un jurado y teniendo en cuenta los próximos días festivos, decidió aplazar el comienzo del juicio para el 23 de enero.

Paguay no aceptó hace meses una oferta de la fiscalía para declararse culpable de violación e intento de asesinato a cambio de 20 años de cárcel. En el juicio de ser declarado culpable puede ser condenado a un mínimo de 25 y un máximo de cadena perpetua.

La víctima, que a pesar de hacer todo lo que debe hacerse no contó con el respaldo policial, ha presentado demanda civil contra el Departamento por $18 millones. Actualmente camina con dificultad apoyada en una garrota, aunque los primeros diagnósticos consideraban que quedaría paralizada.