Madre del autor de la matanza lo dejó dos días solo

Guía de Regalos

Washington/EFE — Nancy Lanza, la madre del joven que asesinó a 26 niños y maestros en una escuela en Connecticut dejó solo en casa a su hijo, que padecía síndrome de Asperger, días antes de la matanza, según informaron ayer medios locales.

La mujer pasó dos días en la localidad de Bretton Woods (Nuevo Hampshire) a más de 450 kilómetros de la localidad de Newton (Connecticut) donde vivía Lanza con su hijo menor, Adam, de 20 años, según CNN.

Lanza se registró en el hotel Omni Mount Washington Resort el martes y firmó la salida el jueves a medio día, según recoge el diario New York Post, que indica que no era la primera vez que acudía al establecimiento sola.

“Nancy Lanza solía tomarse unas minivacaciones sola, según sus amigos. Confiaba en dejar a Adam en casa solo, pero no quería que cocinara por lo que siempre que salía de viaje le dejaba la comida preparada”, apunta el diario.

El joven mató el pasado viernes a su madre en casa y después se dirigió en coche hasta el colegio Sandy Hook, donde, ataviado con ropa de combate y armado con dos pistolas y un rifle, asesinó a 20 niños y seis adultos antes de suicidarse.

Los investigadores pasaron el día en la casa familiar buscando pruebas como documentos, medicación y cualquier pista que les ayude a reconstruir los hechos y entender qué llevó Adam a perpetrar la matanza.

El diario apunta a que el joven era aficionado a videojuegos violentos, en particular al conocido “Call of Duty”, en el que el participante utiliza armas de asalto, rifles, ametralladores y otras armas para ganar puntos matando a los contrincantes.

La madre del joven era aficionada a las armas y según han relatado varios allegados de Nancy, solía llevar a sus hijos a campos de tiro para que practicaran con las armas.

El arma utilizada por el autor de la masacre, un rifle semiautomático Bushmaster 223, así como otras dos pistolas semiautomáticas, una Glock y una Sig Sauer que llevaba consigo en ese momento, estaban registradas a nombre de su madre.

Según ha trascendido, Adam padecía el síndrome de Asperger, es un trastorno del espectro del autismo, más leve.

Amigos de la familia han definido a Nancy como una mujer “normal” preocupada por su hijo y que Adam “no era violento.”

Ayer se reveló que el joven Lanza quería ingresar en las fuerzas armadas de Estados Unidos, pero su madre le convenció de que no lo intentara, informó el diario Connecticut Post.

En un principio, Nancy Lanza, vio con buenos ojos el plan de su hijo de convertirse en miembro de la Infantería de Marina, según dijo al diario Ellen Adriani, una de sus mejores amigas.

Sin embargo, la madre desaconsejó a Adam el ingreso en ese exigente cuerpo, por lo que el joven se planteó intentarlo en otras ramas de las fuerzas armadas, si bien Nancy finalmente acabó convenciéndole de que no probara.

“Nancy apoyaba el sueño de su hijo. Le gustaba la idea de que el sector militar estructuraría la vida de su hijo marcando sus objetivos y una carrera”, explicó Adriani.

Sin embargo, “con el tiempo Nancy se dio cuenta de que la carrera militar no era para su hijo, ya que a este no le gustaba el contacto físico. Por tanto, le recordaba a Adam que si resultaba herido los médicos tendrían que tocarle para asistirle”, puntualizó la amiga.