necesitan una solución

Guía de Regalos

WASHINGTON, D.C.— Si los líderes en la Casa Blanca y el Congreso no logran un acuerdo en el debate sobre el precipicio fiscal, uno de los grupos que sentirá el mayor impacto del fracaso en las negociaciones, son los dos millones de desempleados, que dejarán de recibir asistencia.

Estas son las personas que no han logrado encontrar empleo, por más de seis meses y que verán expirar su seguro de desempleo federal el 29 de diciembre, a menos que el Capitolio tome cartas en el asunto.

Ayer, el presidente Barack Obama, en declaraciones a la prensa, aseguró que la extensión de beneficios de desempleo debe ser parte de un acuerdo para prevenir el precipicio fiscal.

En Washington, lo que prima ya es el ultimátum entre el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (R-OH) y el mandatario. El resultado, mucha política y poca acción.

Uno de los grupos más afectados entre los desempleados son los hispanos. Otro estudio realizado por National Employment Law Project estimó que un 24% de los latinos sin trabajo, recibe este el seguro por desocupación. El estudio fue realizado basado en el análisis de datos provenientes del Current Population Survey en la Oficina del Censo.

Esta cifra que podría elevarse, considerando que un 6.5% de los hispanos que calificarían, no aplican porque no saben dónde hacerlo, aseguró la organización.