Newtown: un pueblo cubierto de dolor y luto

Guía de Regalos

Newtown: un pueblo cubierto de dolor y luto
El ataúd con los restos de Anne Marie Murphy, otra de las maestras asesinadas en la escuela de Newtown, fue sepultado ayer en el pueblo de Katonah, Nueva York.
Foto: AP

NEWTOWN, Connecticut/Servicios Noticiosos — El dolor fue reavivado con cada uno de los funerales que se han realizado hasta la fecha.

Ayer, un solo tañido de una campana se escuchó durante el funeral de Catherine Hubbard, una niña de 6 años que fue asesinada por un pistolero en una escuela primaria, mientras que un cardenal de Nueva York comparó a la maestra Anne Marie Murphy, quien murió en el mismo ataque, con Jesús, al haber dado su vida para proteger a otros.

En Newtown, el lugar donde ocurrió la matanza, decenas de dolientes se apresuraban a ingresar a la colmada iglesia Santa Rosa de Lima para asis tir a las exequias de Catherine.

Su fa milia dijo que la recordaría por su pasión por los animales y su perenne sonrisa.

Catherine estaba entre los 20 alumnos y seis maestras que fueron asesinados por Adam Lanza, que ingresó en la escuela primaria Sandy Hook el 14 de diciembre en Newtown, armado con un fusil semiautomático de estilo militar. Lanza mató a su madre en su casa antes del ataque y se suicidó en la escuela cuando se percató de que la policía se acercaba.

También ayer se realizaron los funerales de Grace McDonnell, de siete años, y de Jesse Lewis y Allison Wyatt, ambos de seis años. Asimismo se realizaron las honras fúnebres de la maestra Lauren Gabrielle Rousseau.

En Nueva York, el cardenal Timothy Dolan dijo en el funeral de Murphy, de 52 años, que la maestra “unió a una comunidad, a una nación, un mundo ahora impresionado por su propia vida y muerte”.

El padre de Murphy, Hugh McGowan, indicó que las autoridades dijeron que la maestra trató de proteger a sus pequeños alumnos. Su cadáver fue ha llado cubriendo a varios niños que también murieron como si fuera un escudo para protegerlos, destacó McGowan.

Dolan destacó el sacrificio de Murphy. “Al igual que Jesús, Annie perdió la vida por sus amigos”, afirmó Dolan. “Como Jesús, la vida y la muerte de Annie brinda luz, verdad, bondad y amor a un mundo a menudo cubierto de obscuridad, de mal, de egoísmo y de muerte”.

Las exequias de Benjamin Wheeler, de seis años, se realizaron en la iglesia episcopal Trinity, que quedó colmada, por lo que numerosas personas escucharon el servicio desde la calle bajo un clima gélido.

Durante el servicio del niño aficionado a la música y a los Beatles se interpretaron, “Here Comes The Sun” y el himno “Amazing Grace”.

El servicio fúnebre de la profesora Lauren Rousseau se realizó en la Primera Iglesia Congregacional en el centro de Danbury.

La iglesia estaba repleta de feligreses que cantaban “Morning Has Broken” y “Let There Be Peace On Earth”.

El día anterior, fueron sepultados los cadáveres de la heroica maestra de origen puertorriqueño, Vicky Soto y de otras tres pequeñas víctimas de la matanza en la escuela Sandy Hook.