Arrestan policía que estafaba a inmigrantes

Arrestan policía que estafaba a inmigrantes
El oficial Miguel A. Rodríguez fue acusado de haber estafado a varios inmigrantes indocumentados que buscaban licencias de conducir a través de una lotería.
Foto: suministrada

Nueva York — Un expolicía de la ciudad de Nueva York podría haber estafado a cientos de inmigrantes, la mayoría jornaleros, de la ciudad de Wappingers Falls, al ofrecerles licencias de conducir mediante una falsa lotería.

La Fiscalía del Estado anunció el arresto y acusación del puertorriqueño Miguel A. Rodríguez, de 53 años, que entre octubre de 2010 y agosto de 2012, le cobró a inmigrantes $300 para entrar a una lotería estatal, que según el acusado les hizo creer, les otorgaría licencias validas del Estado de Nueva York.

Las autoridades informaron que Rodríguez se presentó en diferentes iglesias del área, persuadiendo a líderes religiosos y feligreses con la falsa promesa de una documento legal para conducir.

“Era un policía activo del condado de Dutchess el que nos ofrecía la ayuda, por eso confiamos en él”, dijo el pastor Alvin Bridgewater, de la Iglesia del Nazareno, en una entrevista telefónica. “Nos ofreció los documentos a un precio muy bajo, inicialmente no creímos que fuera una estafa”.

El pastor comentó que unos 35 fieles de su iglesia fueron estafados, pero se cree que son decenas de víctimas. El religioso enfatizó que luego de recibir el dinero, el oficial prometió que la lotería se realizaría en abril del año pasado, pero tras meses sin entregar los documentos se confirmó la sospecha de un fraude.

“Pedí a mi feligresía no entregar más dinero hasta que los primeros solicitantes recibieran las licencias, que nunca llegaron”, agregó.

Rodríguez también cobró entre $500 y $1,000 para formularios de “Asilo y Evitar Expulsión”, prometiendo que las solicitudes serían revisadas por un abogado y presentadas ante autoridades migratorias.

“El abogado ni siquiera existía”, dijo el pastor Bridgewater, y destacó que la mayoría de las víctimas son jornaleros, trabajadores de fincas y recolectores de uva y manzana.

En total, Rodríguez está acusado por una estafa de más de $13,000, y enfrenta varios cargos, que incluye hurto mayor en tercer grado y cuarto grado, mala conducta oficial y esquema para defraudar en primer grado. El exoficial encara una pena máxima de hasta 21 años de cárcel.

La tarde de ayer, Rodríguez fue presentado ante un juez y se le asignó una fianza de $75 mil y fue ingresado a prisión. Deberá regresar a la Corte el 3 de enero.

“Estamos orando para que el expolicía se reconcilie con sí mismo y piense en el mal que causó a decenas de trabajadores necesitados”, dijo el pastor.

“Cuando la corrupción se alimenta de las esperanzas y los sueños de los inmigrantes, es aún más despreciable”, indicó el Fiscal General Eric T. Schneiderman, mediante un comunicado.

La investigación continúa, a la espera de que nuevas víctimas.