Boehner abandona “plan B” por falta de apoyo de republicanos

El líder de la Cámara de Representantes explicó que los legisladores de su partido pensaban que su propuesta para evitar el precipicio fiscal trataba sobre “una subida generalizada de impuestos”
Sigue a El Diario NY en Facebook
Boehner abandona “plan B” por falta de apoyo de republicanos
El llamado “plan B” de Boehner asumía la subida de impuestos para los hogares con ingresos anuales de más de un millón de dólares al año.
Foto: AP

Washington – El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., el republicano John Boehner, abandonó hoy su “plan B” ideado como alternativa a la del presidente, Barack Obama, para evitar el precipicio fiscal, tras no encontrar apoyos suficientes de su partido.

“Este no es el resultado que esperaba, pero es la voluntad de la Cámara de Representantes”, reconoció hoy Boehner en una rueda de prensa.

El líder de los republicanos explicó que los legisladores de su partido “tenían la percepción” de que su plan trataba básicamente sobre “una subida generalizada de impuestos”, algo a lo que se han opuesto durante dos décadas.

“Yo no quiero que suban los impuestos. Los republicanos no quieren que suban los impuestos. Pero solo controlamos la Cámara de Representantes. Los demócratas continúan gobernando Washington”, agregó.

El llamado “plan B” asumía la subida de impuestos para los hogares con ingresos anuales de más de un millón de dólares al año, e instaba a negociar un acuerdo más amplio durante 2013 para reducir el abultado déficit presupuestario del país.

Boehner instó a los demócratas a ofrecer una propuesta que evite la llegada del temido “precipicio fiscal”, una abrupta combinación de recortes de gasto público y subida de impuestos, prevista para el comienzo de 2013.

“A menos que el presidente y el Congreso actúen, los impuestos subirán para todos los contribuyentes estadounidenses, y devastadores recortes en defensa entrarán en vigor en diez días”, señaló ante los periodistas.

Asimismo, Boehner rechazó que su cargo como presidente de la Cámara de Representantes esté en peligro tras la falta de apoyo recibido por los legisladores de su propio partido.

“No, no estoy preocupado. No me estaban haciendo responsable a mí”, respondió al referirse de nuevo al alza de impuestos.

El líder republicano no explicó cuáles serán los siguientes pasos de la negociación, y se limitó a indicar- “continuaremos trabajando con nuestros colegas en la Cámara, el Senado y el presidente” para solventar los graves problemas que encara nuestro país”.

La cuestión de la subida de impuestos es uno de los ejes principales del enfrentamiento entre demócratas y republicanos.

La Casa Blanca ha suavizado su postura, al pasar de $250,000 a $400,000 de ingresos anuales la frontera a partir de la cual se subirían los impuestos para equilibrar las cuentas públicas, aún lejos del millón de dólares rechazado por los legisladores republicanos.