Transgénero alega ‘humillación’

Transgénero alega ‘humillación’
Estrella, una transgénero residente en Queens, demandó a la Ciudad y a la Administración de Recursos Humanos (HRA).
Foto: EDLP Gloria Medina

Nueva York — Una visita a la oficina de Administración de Recursos Humanos (HRA) para pedir ayuda del gobierno, se convirtió en una verdadera pesadilla para una transgénero en Queens.

Jolie Estrella, de 25 años, demandó a la Ciudad, a la HRA y algunos de los empleados de esta agencia por la “discriminación” y “humillación” que sintió cuando fue a llenar la solicitud para pedir asistencia pública el pasado 28 de noviembre 2011.

Según la querella, la transgénero quien fue diagnosticada con Desorden de Género de Identidad (GID), y en 2011 una corte civil le autorizó el cambio de nombre de “Joseph” a “Jolie”, se presentó en la oficina de HRA para solicitar asistencia pública y de paso cambiar el nombre de sus tarjetas de identidad, solo encontró rechazo.

En la demanda, Estrella señala que el trabajador social Alex Tran, empleado de HRA East River Job Center, rehusó a llamarla por el nombre legal y se refería a ella como “Joseph”, su nombre de nacimiento y siguió el proceso utilizando el nombre masculino.

Además, Tran le dijo que “si hubiera ido a la escuela tendría un trabajo”, y que por esta razón “tiene la estima baja y por eso no pudo ser un hombre”. Agrega el documento que el trabajador social le dijo que “todavía está joven, todavía hay tiempo para que encuentre una mujer”.

Sintiéndose humillada y discriminada, Estrella pidió hablar con el supervisor para quejarse del maltrato.

“Al comienzo no lo podía creer, estaba en ‘shock'”, dijo Estrella durante una entrevista en la oficina de la organización LGBT Advocacy Project de Queens, quienes la están representando en la demanda que fue interpuesta ante la Suprema Corte del Estado de Nueva York el mes pasado.

“Me faltó al respeto, me llamó nombres. Me sentí que me estaba humillando y todos sus compañeros estaban escuchando como me trataba”, indicó Estrella, quien nació en Brooklyn de madre dominicana y padre italiano. “El trabajador social me trató como si hubiera hecho algo malo al ir a esa oficina”.

Con estas acciones, supuestamente HRA no hizo cumplir la ley estatal 290 de derechos humanos que prohíbe la discriminación basada en genero en agencias del gobierno o lugares públicos.

No siendo suficiente, un supervisor de apellido “Arroyo” llegó y le dijo que fuera al primer piso a registrar su queja, pero lo que encontró fue un par de guardias de seguridad quienes, según Estrella, la agredieron físicamente y la sacaron del inmueble. No sin antes darle una multa por traspaso de propiedad privada, según la querella.

“Lo que estamos pidiendo es que se respete a todos los solicitantes, aunque no tengan la documentación para probar que son mujeres”, dijo Richard Saenz, abogado representante de Estrella.

Por el contrario, Connie Ress, vocera de HRA dijo que a sus clientes se tratan con “dignidad y respeto” en sus oficinas.

“Nuestras políticas y capacitaciones continuas aseguran que los miembros del personal cumplan con las leyes que protegen a los transexuales y personas no conformes con su género contra la discriminación”, dijo Ress.

Kate O’Brien Ahlers, portavoz del Departamento Legal de la oficina del alcalde Michael Bloomberg, sólo indicó que “estaremos revisando la demanda”.

El pasado 4 de enero, Estrella recibió del HRA una tarjeta nueva con su nombre legal, pero con el género de masculino. Y se le pedía que firmara la tarjeta con el nombre de Joseph, porque la información de la tarjeta no reflejaba la apariencia externa de ella.

“Fui a la oficina vestida como hombre, tratando de esconder que soy una transgénero, porque pensé que iba a ser más fácil”, explicó Estrella.

“No es por el dinero, es para que se aprenda a respetar a los transgéneros como mujeres”, indicó.

Mientras termina el proceso, Estrella sigue con su vida. Está participando del programa de capacitación de empleo para conseguir trabajo.