Pasos antes de alquilar un auto

Busca tres ofertas… No vayas con la primera agencia que encuentres. Tal vez el mismo carro te cueste diferente en dos sitios distintos.

Sácale provecho… Obtén todos los beneficios posibles: que te recojan y te conduzcan hasta la agencia, o —si reservas de antemano— que te lleven el auto al lugar donde lo empezarás a usar.

Averigua sobre descuentos… Quizás la agencia tenga acuerdos con cadenas hoteleras, bancos, tarjetas de crédito y aerolíneas que pueden darte buenos descuentos. ¿Eres socio de organizaciones como AAA o AARP, que ofrezcan rebajas de alquiler de autos? ¡Aprovéchalas!

¿Dónde lo recogerás?… Por lo regular, los aeropuertos, y hasta los hoteles grandes te ofrecen la comodidad de tener el carro ahí mismo… pero te van a cobrar más. Pregunta si tú mismo puedes buscar el automóvil en una oficina de la ciudad.

No pagues de más… Si tienes seguro para tu propio automóvil, puede que ya estés cubierto y no necesites pagar uno adicional. Quizás tu tarjeta de crédito te cubre automáticamente con un seguro. Di que no quieres seguro si ya tienes uno.

¿Cuántos conductores?… Comunícale a la agencia si más de una persona conducirá. Pagarás más, pero podrías tener problemas con algunas aseguradoras si, en caso de accidente, quien sufre el choque no consta como conductor en el contrato.

Evita penalidades… Devuelve el carro con el tanque de gasolina lleno. Así evitarás que la agencia —que cobra más caro por el combustible— tenga que llenarlo.

Busca los desperfectos… Camina alrededor del automóvil y pide que anoten los daños que pueda tener para hacer constar que tú no lo has causado.