Familia sobrevive mortal incendio

Familia sobrevive mortal incendio
Josephine Linares señala el edificio de El Bronx donde ayer un incendio cobró tres vidas. Linares —en la foto junto a su esposo José, Carmen Cardona y el esposo de ésta, David Reich— vive en el inmueble adyacente al siniestrado.
Foto: EDLPGloria Medina

Nueva York — Una familia hispana sobrevivió a un incendio que ayer dejó tres personas muertas en El Bronx.

“Escuché algo como una discusión y después los gritos para que llamaran al 911”, dijo la puertorriqueña Marialisa Martínez, refiriéndose al incendio de tres alarmas que se originó en el edificio contiguo a donde vive, en el 733 de la avenida Beach en el área de Soundview, alrededor de las 5:30 a.m., según el informe del Departamento de Bomberos.

En el fuego, que fue catalogado como ‘sospechoso’ por las autoridades, murieron tres personas: dos adultos y un adolescente. Las víctimas no fueron identificadas por la policía. El edificio de tres pisos quedó totalmente destruido.

“¡Afuera todo el mundo!, estaba gritando por ayuda… los bomberos se demoraron en llegar y cuando llegaron vi cuando abrieron la puerta del garaje, todo estaba incendiado”, agregó Martínez, quien desde hace 20 años vive con su familia en el edificio adyacente adonde se originó el fuego.

Josephine Linares, madre de Martínez, contó que estaba durmiendo cuando escuchó a su hija gritar “¡fuego, fuego!”. Al momento salió a la calle junto a los familiares que vinieron a visitarlos desde Florida para pasar el Año Nuevo.

“En pijama y sin dientes ni nada nos tocó salir corriendo”, dijo Linares, quien vive en el edificio desde hace más de 25 años. “No sabemos que tanto se perdió, no nos han dejado entrar, desde aquí se ven todas las ventanas rotas”.

La familia puertorriqueña dijo que estaba “muy triste” por lo sucedido, por las pérdidas de los tres vecinos, pero daban gracias por estar con vida.

“Fue algo bien loco, sólo pensamos en salir corriendo para proteger la vida”, dijo Carmen Cardona, una de las visitas que estaba en el segundo piso del inmueble vecino.

“No tenemos ánimo de celebrar nada, sólo queremos ir a un sitio donde podamos estar tranquilos y descansar un poco. No hemos comido nada desde las 5 a.m. Por lo menos, nosotros al menos podemos hacer eso… Obviamente es terrible, pero tenemos que agradecer al Señor que estamos vivos porque pudo haber sido peor”.

Aunque la familia puertorriqueña no sabe a dónde va a recibir el Año Nuevo, están agradecidos de estar vivos y unidos, según Martínez.

Nelson Feliz identificó a la víctima más joven como Jovante Smith.

“Eramos amigos, le gustaba jugar básquetbol. Salíamos a ver películas, al parque a comer. Siempre estábamos juntos”, dijo el adolescente de 14 años. “Siempre decía que le gustaría ser un jugador del NBA”, agregó

“Era un niño dulce, amigo de mis sobrinos, iba con ellos a la escuela. Era honesto y no le gustaba hacer problemas”, dijo Helly Terrello, otra vecina que lamentaba la tragedia.

Tres residentes del edificio donde ocurrió el incendio fueron trasladados al hospital Jacobi con heridas leves.

“Una mujer en el segundo piso estaba tratando de sacar por la ventana a otra mujer, pero parece que resbaló y se cayó. Ella se partió la pierna”, indicó Pedro Feliz, quien dijo que al comienzo, junto a otros vecinos, trató de entrar con un extinguidor para sacar gente del inmueble incendiado, pero les fue imposible porque había fuego por todo lado.

“Las llamas eran más altas que este edificio de seis pisos, había mucho humo. La situación era realmente mala”, dijo Dotty Spigner, una vecina. “No va a haber celebración en esta cuadra, todos lamentamos las muertes”.

Las autoridades continúan investigando las causas del incendio.