¿Washington Heights el próximo Jersey Shore?

El nuevo show de MTV se estrena el miércoles 9 de enero a las 10 p.m.
¿Washington Heights el próximo Jersey Shore?
fotos cortesia fotos cortesia
Foto: fotos cortesia

Nueva York — Primero fue ‘Jersey Shore’, el controversial y exitoso programa que transmitió la cadena MTV por varias temporadas, el cual seguía los excesos de un grupo de jóvenes italoamericanos en esa parte del Estado Jardín.

Ahora todas las miradas se dirigen al Alto Manhattan, en donde las cámaras de la popular cadena seguirán las vidas de un grupo de jóvenes, la mayoría de ascendencia dominicana, quienes a diferencia de “Snooki” y su combo, están tratando de hacer algo productivo con sus vidas.

Nueve historias diferentes y al mismo tiempo entrelazadas se caracterizan por el conflicto, los sueños y por supuesto obstáculos que viven diariamente.

Sin embargo, Washington Heights despliega una diferencia fundamental con Jersey Shore: “todos somos amigos, no nos hicieron un casting y nos pusieron en una casa. Se tomó el tiempo de juntar nuestras historias”, dice JP, quien es claramente el líder del grupo.

Como ya es costumbre con las producciones de MTV, es posible que el estreno del proyecto desate controversia, ya que al fin y al cabo siempre habrá quienes quieran censurar la realidad tal y como se presenta.

Sin embargo, independientemente de las opiniones que el show pueda suscitar, es importante resaltar el hecho de que una cadena tan popular quiera dedicar una de sus franjas de programación más importantes a relatar la vida de jóvenes hispanos en un vecindario prácticamente dominicano; lo cual es un reflejo de la fuerza que estamos tomando como grupo étnico también en la cultura pop.

Como antesala al estreno de esta serie, quisimos conversar con sus protagonistas para conocerlos más a fondo, y sorpresivamente nos encontramos con un grupo de jóvenes humildes, frescos y curiosamente, con los pies muy puestos en la tierra… si no nos cree, juzgue usted mismo:

Fue quien tuvo la iniciativa para emprender este proyecto y se define a sí mismo como el “glue” (pegamento), es decir, quien colocó al grupo junto. De ascendencia dominicana habla perfecto español y su sueño es hacer música.

Es relajado, inteligente y muy buen conversador. Sin lugar a dudas se siente orgulloso de sus raíces latinas.

Se percibe dulce, honesta y tranquila. Su sueño es ser poeta y en la serie se destaca la mutua atracción que comparte con Ludwin.

Sin duda la más extrovertida de las mujeres. No tiene pelos en la lengua y con su personalidad fuerte le apuesta todo a su sueño de ser cantante.

Él y su hermano Fred viven en casa con su mamá. Posee una actitud tranquila pero conserva su sentido del humor. Su verdadero sueño es debutar en Hollywood como actor.

Simpático y honesto tiene muy bien definido que quiere convertirse en diseñador de modas.

Aunque físicamente es diferente ya que es la única sin sangre latina en sus venas, de corazón ella se siente como una más de la banda.

Su sueño es ser beisbolista, pero dentro de la serie, su historia también se define por su relación sentimental con Eliza, la cual causa conflicto dentro del grupo.

Se integró al clan gracias a su noviazgo con Jimmy ya que ella viene de Nueva Jersey, sin embargo, las cosas no han sido fáciles debido a las tensiones que enfrenta con Reyna.

¿Cómo se dio la idea de hacer el show?

JP: Quería hacer un proyecto con personajes de Washington Heights y coloqué anuncios en Facebook y Twitter pero nadie respondió, así que decidí que lo único que funcionaría seria hacer un show con mis amigos. Inicialmente iba a ser un documental, pero una de las personas de producción lo envió a MTV.

Cuando nos llamaron creo que ellos estaban más emocionados que nosotros, porque yo soy del barrio y no me emociono con nada, estoy acostumbrado a que cosas buenas no nos pasan a nosotros.

Háblanos de tu familia

Ludwin: Son de La Vega en Santo Domingo. Todos son muy cariñosos, tradicionales. Ellos entienden que nosotros somos americanizados, pero siempre me recuerdan que yo no sé lo que es vivir con dificultades.

Frankie: Mi mamá es dominicana y mi papá de Filadelfia. En una ocasión fui a Santo Domingo, al campo, y me di cuenta de la pobreza. No creía que la gente pudiera vivir así. Entendí que mis padres saben lo que es luchar y estoy agradecida por las cosas que tengo ahora.

¿Cuál es tu objetivo al hacer este show?

JP: Definitivamente promover mi música, pero también quiero hacer otras cosas como ayudar a mi comunidad. Quiero mostrarle a todo el mundo que Washington Heights es más que drogas y cosas negativas, porque creo que eso es lo que esperan ver, pero Washington Heights es como un renacimiento del arte.

Jimmy: Gracias al show la gente en el mundo del béisbol podrá entender cuánto significa este deporte para mí.

Eliza: Lo hice por amor a Jimmy. Quiero ser esa persona con la cual los demás se puedan identificar, soy honesta y real.

¿Cuál fue la reacción de tu familia cuando apareciste con las cámaras?

JP: Mi mama decía: “¡no vengan hoy con esa cámara!”. Ella trabaja duro así que había días en que no se podía hacer, pero en general a ella le agrada, es hasta más famosa que yo ahora.

Ludwin: Una de las cosas con las familias hispanas es que tienen que ver para creer. Yo le dije a mi mamá que iba a estar en el show y ella lo dudaba. El mismo día que me dijo que yo no estaba hablando en serio llegaron las cámaras. El resto de mi familia me llama para felicitarme, todos pasan al teléfono (dice risueño).

Reyna: Al principio me decían que estaba bien pero que igual tenía que ir a trabajar, a lo cual yo me negaba.

Mi mamá habló español durante todo el show porque no habla inglés, y es duro no poder tener una conversación seria con ella por esa razón. Creo que hay mucha gente de mi edad que se puede relacionar con mi caso.

Rico: Ellos nunca pensaron que fuera real, me decían que me consiguiera un trabajo. Ahora están emocionados. Mi papá me dijo que estaba utilizando “Inglés sin Barreras” para cuando los periodistas vinieran.

Fred: Al principio no me creían, ahora presumen. Mi mamá al principio agarraba su ropa y se iba porque le inquietaba cómo se veía.

Por otro lado me perdí varias cosas de la filmación porque no pude dejar mi oficio de tiempo completo ya que Rico no trabajaba y mis papás no iban a aceptar eso.

Jimmy: No entendían al principio, sin embargo estuvieron más cómodos de lo que pensaron. Mi papá (quien se encuentra en la cárcel) también estaba orgulloso de que yo estuviera haciendo esto, y a mí me alegra que su historia se pudiera contar.

¿Qué te gustaría que la gente supiera de Washington Heights?

Ludwin: Quiero que haya conciencia sobre los jóvenes soñadores que quieren empezar una carrera pero no pueden porque no saben con quién se pueden conectar. Quiero que el show sea una salida para proyectar esta realidad.

Rico: Quiero que le pongan atención al movimiento artístico allá, hay tanto talento que no es reconocido.

¿Cómo te ha definido crecer en Washington Heights?

Rico: En Washington Heights le mostramos amor a todo el mundo, no importa de dónde vengas.

Jimmy: Me ha hecho una persona fuerte. Me ha servido para darme cuenta de que aunque hayas cosas negativas alrededor tú no tienes que ser así.

¿Qué mensaje te gustaría transmitir con este show?

Frankie: Me gustaría que las mujeres jóvenes como yo se den cuenta de que son capaces de hacer cualquier cosa, no hay límites.

Taylor: Quiero que la gente se dé cuenta de que hay cosas normales. Por ejemplo, no sé que quiero hacer en la vida aun y creo que hay muchos jóvenes en la misma situación.

¿Cómo crees que la comunidad latina se puede identificar contigo?

JP: Es difícil, voy a ser honesto, porque en realidad yo no hago música latina. Espero que el hecho de ser cubano, dominicano y americano sea suficiente, pero me imagino que no lo será. Estoy un poco preocupado por la generación mayor, quiero que vean la serie y que estén orgullosos, que la entiendan.

En los avances de la serie se observan situaciones de conflicto, ¿es algo predominante?

Reyna: Es vida real. Todo sale de nuestras bocas, es como realmente sentimos. A veces olvidamos que la cámara está ahí.

Fred: Las discusiones son reales pero creo que las cámaras solamente nos han hecho un grupo mejor de amigos.

Jimmy: Hay malos entendidos, pero la gente que se ama siempre ignora cosas negativas. Mi relación con Eliza se ha fortalecido.