Ravens vuelan a la siguiente ronda

Ravens vuelan a la siguiente ronda
El ídolo de los Baltimore Ravens, Ray Lewis, celebra con el público luego del triunfo sobre los Colts de Indianápolis.
Foto: AP

Baltimore/AP — El último periplo de Ray Lewis en la NFL lo llevará ahora a Denver.

Anquan Boldin, Joe Flacco y una inquebrantable defensiva de Baltimore se aseguraron de ello ayer.

Boldin estableció un récord de la franquicia con ganancia de 145 yardas en cinco recepciones, incluido el touchdown definitivo, y los Ravens derrotaron por 24-9 a los Colts de Indianápolis en el duelo de comodines de la Conferencia Americana de la NFL.

La victoria demora, al menos por una semana, el retiro de Lewis —el astro linebacker de los Ravens (11-6). Baltimore, campeón de la División Norte, jugará el próximo sábado contra Denver, campeón de la División Oeste. Los Broncos vencieron a los Ravens por 34-17 hace tres semanas.

“Quería enfrentar a Denver”, dijo Boldin, “ya que ellos nos derrotaron”.

La antes tambaleante defensiva de los Ravens estuvo sumamente sólida, inspirada sin duda por Lewis.

Baltimore nunca permitió que Andrew Luck, el destacado quarterback novato de los Colts, se sintiera cómodo.

La derrota terminó una temporada de cambio total de los Colts, que pasaron de una marca de 2-14 a una de 11-6 con pase a la postemporada en el primer año del entrenador Chuck Pagano en Indianápolis. Pagano estuvo fuera de acción 12 semanas para ser atendido por leucemia y regresó la semana pasada.

El coordinador ofensivo Bruce Arians, quien tuvo registro de 9-3 como entrenador interino, no estuvo presente el domingo tras ser hospitalizado por un malestar no revelado.

Lewis, quien realizó 13 tacleadas, incluso estuvo en la formación como fullback en la última ofensiva de su último juego en casa tras 17 años de carrera. Luego realizó su tradicional baile antes de ser felicitado en tumulto por sus compañeros.

A lo anterior siguió una vuelta de victoria con el brazo en alto saludando a los aficionados, luego de jugar por primera vez tras desgarrarse el tríceps derecho el 14 de octubre contra Dallas.

“No existe una mayor recompensa para mí que realizar esta vuelta de la victoria, ver a mi equipo, porque tenemos una visión”, dijo Lewis. “No estábamos tratando de terminar aquí. Este es simplemente mi último juego en el estadio de los Ravens, y es la cosa más sensacional que uno pudiera pedir en cualquier carrera profesional”, agregó.

La victoria del domingo acentuó el bueno tino Ravens en juegos de inicio de postemporada. Flacco ha ganado ahora al menos un partido de postemporada en todas sus cinco temporadas como profesional, único quarterback que lo ha conseguido en la era del Super Bowl.

Su principal objetivo fue Boldin, quien tuvo recepciones de 50 y 46 yardas, más la de 18 yardas para touchdown y un pase flotado de Flacco en la esquina de la zona de anotación con 9:14 minutos por jugar.

Los únicos puntos de Indianápolis fueron a través de tres goles de campo de Adam Vinatieri, de 47, 52 y 26 yardas. Luck completó 28 de 54 pases para avance de 288 yardas. Fue la mayor cantidad de intentos de un novato en un juego de playoff.

PACKERS 24, VIKINGS 10. Aaron Rodgers y los Packers de Green Bay mostraron el sábado lo peligrosos que pueden ser cuando se encuentran a su máxima capacidad, al abrumar 24-10 a los Vikings de Minnesota en un partido entre equipos de la Conferencia Nacional que avanzaron con boleto comodín.

John Kuhn anotó dos touchdowns, DuJuan Harris agregó otro y Rodgers completó pases a 10 receptores “un récord en los playoffs de la NFL” en una jornada en que lanzó para 274 yardas. En la defensa, los Packers (12-5) por fin lograron contener a Adrian Peterson y estuvieron encima del reserva Joe Webb de los Vikings, quien entró a la cancha debido a que Christian Ponder tiene una lesión en un codo.

Peterson fue maniatado a sólo 99 yardas, una mejora de la defensa después de que en los dos primeros partidos ganó 199 y 210.

Webb, que no había lanzado ni un pase en toda la temporada, fue derribado en tres ocasiones y careció de puntería toda la noche. Su única jugada destacada fue un pase de anotación de 50 yardas a Michael Jenkins en las postrimerías del último período.

TEXANS 19, BENGALS 13. Arian Foster acumuló 140 yardas en acarreos y anotó un touchdown, y los Texans de Houston no dieron tregua con una asfixiante defensa al vencer 19-13 a los Bengals de Cincinnati en la ronda de wildcards en los playoffs de la Conferencia Americana.

Los Texans visitarán a los Patriots de Nueva Inglaterra el 13 de enero por el pase a la final de la conferencia.

Foster se convirtió en el primer jugador en la historia de la NFL que consigue una producción de 100 yardas en sus tres primeros partidos de playoff.

Los Texans (13-4) se vieron en dificultades para culminar con touchdowns sus ofensivas, debiendo conformarse con tres goles de campo en la primera mitad. Houston golpeó primero tras el descanso cuando Foster anotó el touchdown ofensivo del partido: una carrera de una yarda en el tercer cuarto que puso a los Texans con ventaja 16-7.

En su primera actuación de playoff, el quarterback de los Texans Matt Schaub tuvo un pase interceptado que Leon Hall aprovechó para conseguir un touchdown antes del intermedio.

Cincinnati no gana un partido de playoff desde 1991, la racha activa más larga en la NFL.