Coalición quiere mejorar la 116

Coalición quiere mejorar la 116
Alberto Cappas (camiseta negra) y José Garza, algunos de los organizadores de La Fortaleza.
Foto: Cortesía

Nueva York– Mediante “La Fortaleza”, un proyecto a largo plazo, un grupo de artistas, activistas y empresarios de El Barrio buscan revitalizar la calle 116, y crear una coalición entre mexicanos y puertorriqueños.

José Garza, presidente de East Harlem Business Capital Coporation (EHBCC), explicó que en los últimos meses de 2010, la organización utilizó $25,000 de fondos del Estado para iniciar consultoría e investigación, como parte de un primer proyecto (Business Improvement District) para rejuvenecer la calle 116.

El mexicoamericano destacó que los esfuerzos se truncaron, luego de que líderes del área, de diferentes nacionalidades, no lograran un acuerdo acerca del desarrollo económico que se buscaba implementar desde la Quinta Avenida hasta East River.

Garza enfatizó que en la calle 116 -desde la Quinta Avenida hasta East River, existen 624 negocios, de esta cifra el 38% pertenecen a mexicanos, según un estudio de 10 semanas que estudiantes de la Universidad de Columbia realizaron el verano pasado.

“Una alianza de mexicanos y puertorriqueños es fundamental, se necesitan de ambas comunidades para conseguir empoderamiento”, expresó Garza.

En este contexto, Alberto Cappas, escritor y poeta puertorriqueño residente de El Barrio por cinco años, desarrolló “La Fortaleza”, un proyecto a largo plazo (de 20 a 25 años) que busca preservar la herencia artística boricua, mexicana y latina en la calle 116, impulsando el desarrollo económico mediante la cultura.

“Mexicanos y puertorriqueños somos hermanos, enfrentamos luchas similares, lograríamos más beneficios trabajando hombro con hombro”, indicó.

Según el Censo 2010, la población latina de El Barrio descendió del 51% al 49% en la última década. Cappas y Garza coincidieron en que la cifra habría sido mayor de no ser por la floreciente comunidad mexicana.

Los organizadores comentaron que “La Fortaleza” busca hacer de la calle 116 un centro de diversidad artística, que atraiga el turismo y motive a sus propios residentes a gastar dinero en el lugar. Según una investigación de EHBCC, El Barrio pierde $489 millones al año, ante la falta de centros recreativos y servicios limitados.

El proyecto inició el verano pasado con un censo en East Harlem de artistas locales, murales y edificios que podrían servir para teatro y conciertos. El sondeo, realizado por estudiantes de la Universidad de Columbia, también recabó la voz de los empresarios acerca de las mayores necesidades en la calle 116.

Una iluminación deficiente, calles sucias y problemas de seguridad pública son los principales problemas para dueños de negocios, según la encuesta.

“Restaurantes tienen dificultades para crecer y mantenerse, porque muchos de sus posibles clientes consideran el vecindario como peligroso, sucio y oscuro”, destacó Cappas.

Un grupo de artistas, activistas y empresarios mexicanos y puertorriqueños integran “La Fortaleza”, proyecto que se financiará con fondos de fundaciones privadas, según organizadores.

Se espera que la organización Partners For Livable Communities con sede en Washington D.C. inicié la búsqueda de fondos en semanas próximas, además de colaborar con el fortalecimiento de las bases del proyecto.