Recurren a diosa para que cure a Chávez

Partidarios del presidente realizarán una peregrinación a las montañas de Sorte
Recurren a diosa para que cure a Chávez
Un cartel con la imagen del presidente de Venezuela, Hugo Chávez y del líder cubano Fidel Castro ondea en la fachada de la Casa del Alba Cultural en La Habana. Ambos dirigentes se encuentran enfermos desde hace meses en la isla.
Foto: EFE

Caracas/Notimex — Los partidarios del presidente Hugo Chávez realizarán una peregrinación a las montañas de Sorte, en el centro-occidental estado Yaracuy, para pedir a la diosa María Lionza que interceda por la pronta “sanación” del jefe de Estado.

“Hemos tomado esta determinación, porque confiamos en que María Lionza nos ayudará en este penoso trance” que afecta al presidente Chávez, enfatizó Cristina Prado, representante de una cofradía en honor a este mítico personaje, en diálogo con Notimex.

María Lionza o María de la Onza es una figura mítica-sincrética autóctona del folclore venezolano, a la que se atribuyen poderes mágicos y milagrosos, por lo que su culto se ha extendido a otros pueblos de Venezuela y de Latinoamérica.

“En el culto a María Lionza, se mezclan ritos y creencias católicas, espiritualismo indígena, deidades africanas y elementos de santería, religión yoruba, vudú y elementos místicos y teológicos de origen desconocido”, explicó Prado.

Señaló que el próximo jueves unas 500 personas, ataviadas con túnicas rojas, viajarán al estado Yaracuy, y ofrecerán un ritual en el altar principal de la reina María Lionza, en la Montaña Sagrada de Sorte.

“El ritual consiste en una ofrenda nocturna de repique de tambores originarios de las regiones de Barlovento, Aragua y Guayana y el sacrificio de algunos animales, para alabar a la diosa y su corte milagrosa”, afirmó la cofrade.

La figura de María Lionza caracterizada con corona, convive en los altares con bustos del Libertador Simón Bolívar, de Juan Vicente Gómez, dictador venezolano, diferentes figuras vikingas e “Ismaelito”, delincuente que “robaba para dar a los más pobres”.

“En el reino del Señor hay de todo, uno no tiene por qué discriminar a nadie”, sostuvo Prado, quien se mostró muy segura de que después de este ritual el presidente Chávez regresara a Caracas, “liberado de la penosa enfermedad que actualmente padece”.

La cúpula de la Iglesia Católica afirmó ayer que la estabilidad política y social de Venezuela está en “grave riesgo” ante las complicaciones de salud del presidente Hugo Chávez y planteó que la compleja situación podría conducir al país a una “encrucijada peligrosa”.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) expresó su preocupación por la situación que enfrenta el país ante la reincidencia del cáncer que padece Chávez y se quejó de que el gobierno no haya informado a los venezolanos “toda la verdad” sobre el estado de salud del mandatario, que permanece en Cuba.

“Está en un grave riesgo la estabilidad política y social de la nación. Este es un momento histórico, difícil e incierto con rasgos que dibujan una compleja situación que pudiera conducir al país a una encrucijada peligrosa”, dijo presidente de la CEV, obispo Diego Padrón, al leer un comunicado de la cúpula eclesiástica.

Las autoridades católicas locales indicaron que buena parte de la población venezolana está “molesta” porque a pesar de más de 25 comunicados del gobierno sobre la salud de Chávez “hasta h no ha recibido oficialmente ningún parte médico”.

Agregaron que “el gobierno no le ha dicho al pueblo toda la verdad a la cual tiene pleno derecho a acceder de manera cierta. Sólo le ha comunicado con evidente dificultad su verdad política”.

“Alterar la constitución para alcanzar un objetivo político es moralmente inaceptable”, señaló la conferencia de obispos venezolanos al advertir que rechazará “cualquier posible intento de manipulación de la constitución en favor de intereses de una personalidad política y en detrimento de la democracia y la unidad del país”.