Jueza frena el ‘Stop and Frisk’

Jueza frena el ‘Stop and Frisk’
En los alrededores de la avenida Taylor en El Bronx se han registrado numerosos casos de 'parar y registrar' por parte de la Policía en contra de ciudadanos que en su mayoría resultan inocentes. Una magistrada ha ordenado detener esto.
Foto: ESPECIAL PARA EDLPVICTOR MATOS

Nueva York — Fernando Moronta es una de las víctimas hispanas de la práctica policial “Stop and Frisk” que una juez federal declaró ayer como inconstitucional.

Moronta, de 36 años, al igual que otros hispanos y afroamericanos, está nombrado en el fallo judicial que formuló la jueza Shira Scheindlin ante la Corte Federal del Distrito Sur de Manhattan, ordenando al NYPD que suspenda la práctica de parar y registrar a las personas en las afueras de ciertos edificios privados en El Bronx, sin tener una sospecha razonable.

Los demandantes declararon que durante las detenciones se sintieron “violados”, “ofendidos”, “enojados”, “indefensos”. Además que, en general, el ser detenidos sin razón les representa una experiencia “molesta, miedosa y hasta humillante”.

Según los documentos de la corte, Moronta había ido a visitar a su hermano en el invierno de 2008, a uno de los edificios de Clean Halls en El Bronx. Al salir alrededor de las 10:30 p.m., varios agentes uniformados lo interrogaron acerca de lo que estaba haciendo en el edificio y no le creyeron.

Uno de los agentes le dijo: “Más le vale que esté diciendo la verdad, porque si su hermano no vive aquí, lo vamos a arrestar” por invasión de propiedad.

Scheindlin emitió la orden antes de iniciarse el juicio por una demanda federal colectiva que fue presentada contra la Ciudad en marzo de 2011.

Otras dos demandas contra la práctica “Stop & Frisk” han sido presentadas contra la Policía.

La magistrada dijo que no es suficiente tener una corazonada para que a una persona se le aplique la polémica “Stop & Frisk”, adoptada por la Ciudad en 1964 y que ha sido modificada durante los años.

“Las comunidades latinas y afroamericanas tienen que celebrar que la jueza Shira Scheindlin reconoció lo que nuestras comunidades han sabido por mucho tiempo”, dijo Juan Cartagena, presidente y consejero general de la organización LatinoJustice (PRLDEF).

“La Policía detiene rutinariamente a la gente de color sin ningún fundamento razonable, como ya hemos demostrado que hacen frente a los edificios Clean Halls”, agregó.

Para la organización Communities United for Police Reform (CPR), el alcalde Michael Bloomberg y el Comisionado Raymond Kelly han demostrado un “desprecio inaceptable” por los derechos civiles de los neoyorquinos al continuar con las prácticas discriminatorias del NYPD.

En respuesta a la orden de la jueza, el Comisionado de Policía, Raymond Kelly, dijo por medio de un comunicado que la Policía está comprometida a hacer que se respeten los derechos constitucionales de los residentes y visitantes.

“Esta decisión interrumpe innecesariamente los esfuerzos de la Policía para utilizar todas las herramientas contra la delincuencia necesarias para mantener los edificios Clean Halls seguros y protegidos”, dijo Kelly.

Las partes tienen que regresar a la corte el próximo 31 de enero.