Firma de Wall Street dona $10 millones a damnificados

nueva york — Decenas de damnificados del huracán Sandy recibieron ayer una ayuda financiera, como parte de un esfuerzo para proporcionar alivio a las familias de estudiantes de 19 escuelas afectadas por el desastre natural.

En la escuela pública 256 en Far Rockaway se reunieron ayer el senador Charles Schumer, la presidenta del condado de Queens Helen Marshall y el gerente de la compañía Cantor Fitzgerald, Howard Lutnick, para entregar las primeras tarjetas de débito prepagadas de $1,000 a padres de familia para que dispongan de ese dinero para los gastos que consideren conveniente para sus hijos.

“Esto es una gran ayuda para mi pequeño hijo que está emocionalmente afectado y lo perdió todo” , declaró Debbie Torres a la AP.

“La mejor manera de ayudar a una familia es darle el dinero a los padres y que ellos decidan qué hacer”, explicó Lutnick. “Tal vez necesiten un sofá o tal vez tengan que ir a Toys R Us y comprarle un regalo a sus hijos”.

Durante el evento, Lutnick anunció que “adoptará” 19 escuelas primarias en Queens, Brooklyn, Staten Island y Nueva Jersey. Además donará un total de $10 millones a las familias en esas escuelas.

El gobierno federal debe ser “tan generoso, tan cuidado y considerado como Cantor Fitzgerald”, recalcó el senador Schumer.

Mientras tanto, Edie Lutnick, quien dirige el Fondo de Asistencia Cantor Fitzgerald, que fue establecido con el fin de ayudar a las familias de los empleados de esa empresa que perdieron a seres queridos el 11 de septiembre, indicó que cuando Sandy azotó la región, en octubre del año pasado, de inmediato el fondo de asistencia estaba dispuesto para los necesitados.

“Estamos supremamente emocionados de tener la oportunidad de ayudar a familias de estas 19 escuelas para hacerles saber que las comunidades importan y que ellos nos importan”, dijo Edie.