Resuelven el conflicto en la frontera haitiana

Santo Domingo/INS — Las autoridades dominicanas y haitianas, conjuntamente con el padre Regino Martínez Bretón, acordaron permitir la entrada a República Dominicana de 1,080 ciudadanos de Haití que viajaron a su país con motivo de las navidades.

De esa forma se puso fin al conflicto que se mantenía en la frontera con el municipio de Dajabón (noroeste), luego que miles de haitianos intentaron penetrar de manera ilegal al país.

La solución al conflicto surge horas después que el presidente Danilo Medina se reuniera con el embajador de Haití en el país, Fritz Cineas, el director de Migración, José Ricardo Taveras, y el ministro de las Fuerzas Armadas, almirante Sigfrido Pared Pérez.

El sacerdote Regino Martínez, quien se mantuvo todo el tiempo del lado de los manifestantes, declaró que el gobierno de Haití se comprometió a dotar de actas de nacimiento y cédulas a más de 800 personas del grupo de trabajadores haitianos ilegales, y que a otros 280 que tienen el visado vencido se le facilitará la renovación del documento.

El caso se resolvió en una reunión la noche del miércoles en la que participaron representantes de estos extranjeros indocumentados que se encontraban amotinados desde el pasado domingo en el puente fronterizo sobre el río Masacre, así como el jefe del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront), general Santo Domingo Clase Guerrero.

Horas antes la crisis se tornó mucho más tensa ayer cuando la Policía Nacional de Haití evacuó al personal del consulado dominicano en Juana Méndez, luego de que una turba se presentó a la sede diplomática, advirtiéndoles que abandonaran el lugar porque de lo contrario lo harían a la fuerza.