Aprende a diferenciar la gripe común de la influenza

Antes de buscar ayuda médica, conoce los síntomas
Aprende a diferenciar la gripe común de la influenza
Protege a los menores con mascarillas.
Foto: Archivo

Con el aumento en los casos de contagio del virus de la influenza es normal que nos angustiemos pensando en que si ese dolor de cabeza que nos ha estado mortificando el día o esa congestión nasal que llegó “de la nada” significa que la enfermedad se apoderó de nuestros cuerpos.

Para evitar salir corriendo a la sala de emergencia de un hospital, donde podríamos exponernos a otras enfermedades, es necesario conocer cuáles son los síntomas del virus de la influenza y con qué se pudieran confundir.

De acuerdo con información publicada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, los síntomas de la influenza se pueden parecer a los de una infección por sinusitis, una infección de oídos, bronquitis y hasta la gripe común. Incluso, tanto los pacientes contagiados con el virus de la influenza como quienes sufren la gripe común, reportan fiebre, mucosidad, fatiga, dolor de cabeza y muscular.

En la gripe común, los síntomas van surgiendo de forma gradual. Comienza el gotereo nasal o la congestión, se te irrita la garganta, estornudas con más frecuencia, sientes los ojos llorosos, te da fiebre.

El virus de la influenza te hace sentir todos los síntomas mencionados arriba, pero de repente. Además, puedes sufrir nauseas, te da tos seca (sin flema), dolor fuerte en el cuerpo, debilidad extrema, escalofríos, sudor, fiebre (aunque no a todas las personas les da), pierdes el apetito y, en el caso de los niños, vómitos y diarrea.