Neoyorquinos tienen hasta el 28 de enero para reclamar a FEMA

Quienes hayan visto su petición de ayuda rechazada también tienen derecho a llamar para que se les explique la razón
Neoyorquinos tienen hasta el 28 de enero para reclamar a FEMA
Cientos de hogares quedaron destruidos por Sandy.
Foto: Archivo

Nueva York, 11 de Enero – La Agencia Federal de Gestión de Emergencia (FEMA) recordó a los neoyorquinos afectados por el paso de la tormenta Sandy que el próximo 28 de enero es el último día para solicitar ayuda financiera de esa dependencia gubernamental.

No obstante, los 21 Centros de Recuperación de Desastre de FEMA que aún están abiertos continuarán trabajando después de esa fecha para atender a quienes solicitaron ayuda y le fue aprobada, así como a otros que se le rechazó pero que tienen derecho a otra asistencia.

Hasta el pasado 9 de enero, 123,780 personas habían ido a estos centros en Nueva York, donde además hay representantes de la Administración de Pequeños Negocios (SBA), de la ciudad de Nueva York, de asistencia legal y de organizaciones comunitarias, cívicas o religiosas, que ofrecen ayuda voluntaria a las víctimas.

Los que aún no hayan solicitado ayuda de FEMA pueden hacerlo en http://www.DisasterAssistance.gov, llamando al 1-800-621-3362, a través de m.fema.gov para teléfonos inteligentes o tabletas, descargando la aplicación o visitando los Centros de Recuperación de Desastres en sus comunidades, cuya dirección está en la página web de la agencia.

FEMA, que comenzó su trabajo en Nueva York desde el momento en que se aprobó la declaración de emergencia, ofrece ayuda para una vivienda provisional, para reparaciones que no estén cubiertas por un seguro y para construir una vivienda si fue destrozada, según recordó su portavoz en Nueva York, Carmen Rodríguez.

La agencia federal también provee de ayuda económica para otras necesidades provocadas por el desastre como el funeral de las víctimas, servicios médicos, dentales, transporte, personales, mudanza, almacenamiento de pertenencias por daños o pérdida del hogar, entre otros autorizados por la ley, explicó.

Estas ayudas se conceden a ciudadanos, residentes legales o extranjeros calificados, o a quienes vivan con una persona que cualifique para la ayuda, como los padres indocumentados con hijos nacidos en EE.UU.

Rodríguez recordó que quienes hayan visto cómo su petición de ayuda se les rechazaba también tienen derecho a llamar a FEMA o acudir a un Centro de Recuperación para que se les explique la razón.

En ese sentido, agregó que a veces una negativa puede ser simplemente porque no se les pudo localizar en la dirección o teléfono que proveyeron para contactarles.

Si alguien considera que se han violado sus derechos civiles al negarle la asistencia financiera federal debe llamar y comunicarse con un funcionario para la igualdad de derechos.

Destacó también que hay personas que no cualifican para la asistencia por sus ingresos económicos, por lo que FEMA les pone en contacto con la Administración de Pequeños Negocios, que tiene representantes en algunos Centros de Recuperación y es la que más bajo ofrece el interés de sus préstamos, del 1.6 % y hasta 30 años para pagar.

“Aunque la persona no quiera tomar un préstamo debe llenar los papeles y entregarlos a la SBA porque se les puede conectar con otras organizaciones con las que trabajamos que les pueden ayudar”, advirtió Rodríguez a las víctimas de Sandy, que azotó Nueva York el pasado 29 de octubre.

Señaló además que FEMA ha distribuido información en 25 idiomas en Nueva York y cuenta con personal trabajando que puede comunicarse con los neoyorquinos en su lengua.

A petición del gobernador, Andrew Cuomo, los neoyorquinos que aún están en hoteles o moteles podrán permanecer ahí hasta el próximo 26 de enero, luego de que se extendiera por 14 días más, la fecha límite.

Hasta el pasado 9 de enero más de 1,200 trabajadores de FEMA se habían comunicado con más de 600,000 residentes, dueños de negocios, líderes comunitarios, cívicos o religiosos en Nueva York y la agencia federal había distribuido hasta esa fecha $837 millones en asistencia a individuos y familias, según datos provistos por Rodríguez.

Por su parte, la Administración de Pequeños Negocios ha aprobado 7,243 solicitudes de préstamos a dueños o arrendatarios de hogares y negocios por cerca de $493 millones.