Presupuesto sin déficit ofrece el gobernador

No habrá nuevos recortes y destina más recursos para el sector educativo
Presupuesto sin déficit ofrece el gobernador
JGM03. SACRAMENTO (CA, EEUU), 10/01/2013. El gobernador de California, Edmund G. Brown Jr., habla hoy, jueves 10 de enero de 2013, durante la presentación del presupuesto 2013-2014 para el estado en Sacramento, California (EEUU). EFE/ JOHN G. MABANGLO
Foto: authors

SACRAMENTO.— Por primera vez en los últimos años, el gobernador Jerry Brown dio buenas nuevas a los californianos al anunciar un presupuesto para 2013-14 que aumenta el gasto en 5%, no hace más dolorosos recortes y pone fin al déficit fiscal.

Lo que es mejor aún, dijo que habrá un aumento del gasto a la educación superior y dará más dinero a los distritos escolares que enfrenten los mayores desafíos como los que tienen un mayor número de niños en proceso de aprender inglés.

“Los recortes hechos en los dos últimos años y la aprobación de la proposición 30 (que incrementa los impuestos a las ventas y los más ricos) hicieron posible que aumentáramos el financiamiento a la educación”, señaló durante la conferencia de prensa en la que anunció su presupuesto que aún tiene que ser aprobado por los legisladores.

“Vamos a dar generosos incrementos a la escuelas del kinder al grado 12 con los más grandes desafíos mediante una nueva fórmula porque es lo justo, y lo correcto para que esos estudiantes puedan tener éxito”, precisó un gobernante que no paraba de bromear con los reporteros ante cada pregunta, quizá en parte motivado porque el déficit fiscal de 1,900 millones de dólares desaparece en su plan de gastos.

Pero también, el gobernador quien declaró el 2013 como el año de la disciplina fiscal y el vivir dentro de las posibilidades, dijo que ésta tienen que mantenerse porque el estado no había logrado la estabilidad en más de una década.

“La disciplina fiscal no es el enemigo de un gobierno demócrata, más bien es su predicamento fundamental”, destacó.

De hecho, hizo ver que es precisamente debido a esta disciplina es que el presupuesto que propone puede invertir en educación, ampliar el acceso a la salud, y proveer una red de seguridad para los vulnerables. Por lo pronto, su plan de gastos propone una reserva para las emergencias de 1,000 millones de dólares.

El líder de los republicanos en el Senado, el senador de Diamond Bar, Bob Huff dijo que el problema con el gobernador es que siempre ha sido excelente al hablar de la disciplina fiscal, “la ejecución es donde se queda corto”. La mayor frustración, agregó, es que el presupuesto está balanceado con un aumento de impuestos de 50,000 millones de dólares y hasta ahorita no hay ningún plan a largo plazo para traer los empleos de regreso.

Y debido a que California se prepara para poner en marcha la reforma federal de salud, el presupuesto de Brown planea ampliar la cobertura al simplificar la elegibilidad de Medi-Cal y extenderla a adultos sin hijos y padres sin seguro médico.

Los líderes demócratas soltaron el cuerpo y respiraron tranquilos cuando se enteraron que el presupuesto propuesto por Brown para el próximo ciclo fiscal no contiene más recortes.

“Tenemos una sonrisa en nuestras caras porque hemos pasado por los tiempos más difíciles. Comenzamos en 2009 con un déficit por 42,000 millones de dólares y ahora el gobernador presenta un presupuesto balanceado”, afirmó el líder demócrata de los senadores, Darrell Steinberg de Sacramento.

En torno al presupuesto presentado, Steinberg expuso que cualquier diferencia que tengan con él será “pequeña”. Y dejó en claro: “El marco presupuestal del gobernador es sólido y contiene los tres puntos principales, pone dinero en el fondo de emergencias, paga la deuda y hace un buen comienzo al reinvertir en educación y universidades”.

Aunque Brown descartó garantizar que no habrá más aumentos a las colegiaturas universitarias.

Cabe decir que independientemente del déficit, el estado debe a las escuelas y gobiernos locales 29,000 millones de dólares debido a retrasos en el pago de los subsidios. Brown propuso empezar a pagarles 4,000 millones dólares por año a partir del actual ciclo fiscal. Al mismo tiempo, tiene un plan para comenzar a liquidar el adeudo de 10,000 millones de dólares a la federación por concepto del pago de beneficios a los desempleados.

El presupuesto de Brown pasará ahora a ser discutido y analizado en audiencias de los comités presupuestales de la Asamblea y el Senado. Y los legisladores, tienen por ley hasta el 15 de junio para aprobarlo y entre en vigor el 1 de junio.

Brown reconoció que a pesar del alivio que se siente en el estado, persisten algunos riesgos presupuestales para California como el déficit federal, la incierta recuperación económica, los bloqueos de las cortes y de la federación a los recortes hechos en los dos últimos años y potenciales aumentos a los costos del cuidado de salud.