Rayo avergüenza más a Bielsa

Athletic de Bilbao pierde en casa ante un rival que mira hacia Europa
Rayo avergüenza más a Bielsa
Ibai Gómez (centro), del Athletic de Bilbao, no puede superar el muro defensivo del Rayo Vallecano en el deulo de ayer en San Mamés.
Foto: EFE

BARCELONA (AP).— El Rayo Vallecano ganó ayer por 2-1 en su visita al Athletic de Bilbao en la liga española y confirmó así su propósito de pelear por un boleto a jugar copas europeas.

La cuarta victoria al hilo del Rayo al arranque de la fecha le igualó a 31 puntos con el Málaga y el Betis en la tabla de posiciones, copando las tres últimas plazas europeas.

Goles de Lass Bangoura a los 48 minutos y Francisco Medina “Piti” de penal a los 65′ desequilibraron la balanza a favor del cuadro visitante, que sobrevivió el tanto de Mikel San José (77′) por el Athletic.

El equipo que dirige Marcelo Bielsa queda a seis puntos del descenso tras acumular su tercera derrota seguida.

El partido entre Athletic y Rayo fue bronco y trabado, con escasas triangulaciones en la zona media, especialmente por parte del equipo de Bielsa, que abusó del juego largo buscando al ariete Aritz Aduriz y pecó de imprecisión en sus entregas.

Sólo un destello individual de Markel Susaeta levantó de sus asientos al público rojiblanco en la primera mitad, pero su rosca de derechas apenas rozó el poste izquierdo de Rubén Martínez.

Antes por el Rayo había probado Lass con un zurdazo ligeramente desviado pero el timonel Paco Jémez movió ficha en el descanso y, a los tres minutos de la reanudación, su equipo respondió con el 1-0 aprovechando la falta de tensión en la defensa local, pues Lass controló perfectamente una diagonal larga de Roberto Trashorras y colocó el balón entre las piernas de Gorka Iraizoz.

El arquero bilbaíno evitó el 2-0 en un remate de primeras de Leo Baptistao y Martínez respondió en el arco visitante frustrando el empate en una media vuelta de Aduriz que acabó en tiro de esquina.

Las jugadas a balón parado se convirtieron en el principal recurso ofensivo del Athletic tras el ingreso de Fernando Llorente, y el goleador estampó un cabezazo en el travesaño para dejar constancia de su presencia.

?>