El pago de tu hipoteca

Todos quisiéramos reducir la hipoteca de nuestra casa, o por lo menos acortar el tiempo en que vamos a pagarla, pero por lo general si refinanciamos para pasar de 30 años de pago a 15, acabamos pagando más al mes. Un tipo de programa hipotecario relativamente reciente permite acortar el tiempo de pago hasta liquidar el préstamo y, al mismo tiempo, ahorrar decenas de miles de dólares en interés, aunque sí puede tener aspectos negativos si no sabe manejarse.

Esto se consigue con lo que se llama un “acelerador de hipoteca”, una estrategia ideal para quienes tienen poca disciplina de pago y cuya idea básica es obtener una línea de crédito por el valor acumulado de tu hogar, y usar esta linea como una cuenta de cheques bancaria. Si le pones un poco de “gasolina” a tus mensualidades hipotecarias, pudieras acabar pagando menos por tu propiedad.

Todos tus ahorros, tu cheque salarial y cualquier otro ingreso se depositan en esta línea de crédito, y con ella se pagan todos tus gastos, desde tarjetas de créditos, hasta cheques y extracciones en efectivo. El valor de esos depósitos compensa tu principal, pues el banco, al calcular el interés que te cobra mensualmente, lo hace basándose en una cantidad que es el principal menos el valor de tu cheque salarial.

Así, tu interés se reducirá hasta el momento en que uses el dinero de tu depósito salarial. Por eso mientras más alto sea tu salario y menos gastes, mejor, pues todo el dinero que quede luego de tus pagar tus gastos mensuales se aplica a liquidar el saldo de tu hipoteca. Inclusive en un mes en que no te sobró nada de dinero en la cuenta para hacer un pago hipotecario y sólo te ahorraste $10 de pago de intereses, ya eso es algo.

Alrededor de la web