¿Matemáticas a punta de pistola en Nueva York?

Vemos con preocupación y en mal momento, que ciertos estados de la nación, comiencen a implantar leyes, ordenanzas y procedimientos en algunos distritos escolares de sus estados con relación a establecer que guardias armados custodien las escuelas. Además, proponen que profesores tengan el derecho de portar armas en las escuelas por el bien de la seguridad.

Grave error, pues considero que los hechos ocurridos en la acaudalada y apacible comunidad de Newtown, Connecticut el pasado mes de diciembre, así como otros actos violentos ocurridos en diferentes escuelas de la nación son hechos aislados. Permitir que otros estados de la nación comiencen a legislar leyes que le den a guardias y profesores el derecho a portar armas de fuego, dentro del recinto escolar, generaría de manera inmediata más violencia.

Considero que los procedimientos que se implementarían para que los profesores y guardias porten armas, mientras se imparte docencia, crearía un daño emocional en los niños. Al mismo tiempo podría despertarles la curiosidad de saber que se siente portando un arma de fuego.

¿Se imaginaria usted a un niño viendo a su profesor impartiendo clases de matemáticas a mano armada? A esto les sumamos todas las consecuencias negativas que pudieran ocurrir en determinado momento.

Otro aspecto que quiero señalar es que, con esa solución momentánea y descabellada le da fuerza a ese viejo adagio de que “la cura es más grave que la enfermedad”, y todos sabemos como formula matemática que: “violencia suma violencia”.

Confió en la capacidad de los líderes electos del estdo, para que no permitan que este tipo de leyes u ordenanzas sean aprobadas en Nueva York.