Agencia calificadora amenaza con rebajar la nota de EEUU

Lo anterior se da como resultado de la discusión sobre el límite de la deuda en EEUU
Agencia calificadora amenaza con rebajar la nota de EEUU
Vista del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.
Foto: Archivo / AP

Nueva York – La agencia de calificación Fitch advirtió hoy de que puede rebajar la nota de EE.UU. si este país no incrementa a tiempo el límite de su endeudamiento y toma medidas creíbles para reducir su déficit.

Fitch señaló que la nota AAA con pronóstico negativo que actualmente asigna a la deuda estadounidense verá recortada su calificación si el Congreso no aumenta a tiempo el volumen de endeudamiento del Gobierno.

Pero también advirtió de que la nota estadounidense será revisada este año y que, si no hay un plan creíble de reducción del déficit, la rebajará incluso si se aumenta el límite den endeudamiento pero no hay un programa de reducción del déficit público.

La agencia señaló que el límite de deuda es “un mecanismo ineficiente y potencialmente peligroso” de la disciplina fiscal, ya que no impide decisiones sobre el gasto que sobrepasen ese techo, de forma que si no se aumenta ese límite el país incumple sus compromisos financieros, lo que hace que la amenaza “no sea creíble”.

El Congreso estadounidense tiene hasta el próximo 1 de marzo para aumentar el límite de endeudamiento del país, actualmente de 16,4 billones de dólares, en lo que se presenta como una nueva batalla entre la Casa Blanca y la oposición republicana, que exige recortes en el gasto a cambio de aceptar un nuevo incremento.

En 2011 Estados Unidos estuvo a punto de caer en los impagos en un duro enfrentamiento entre el presidente, Barack Obama, y el Partido Republicano, que controla la Cámara de Representantes.

Aún así, Fitch recordó que la nota AAA de EE.UU. se basa también en otros factores, como el potencial y dinamismo de la economía del país, la reducción de los riesgos en el sistema financiero o la excepcional flexibilidad que concede al Tesoro de Washington la posición de privilegio de sus bonos entre los inversores internacionales, pero señala que todos ellos se verían amenazados por un fracaso a la hora de elevar el nivel de deuda.