La ‘Cabana’ sigue abierta

El restaurante de comida latina es uno de los pocos que sobrevivió a los daños que Sandy dejó en South Street Seaport
La ‘Cabana’ sigue abierta
Cabana Nuevo Latino, ubicado en el Pier 17, tiene más de 12 años sirviendo comida caribeña.
Foto: especial para edlpFotos: mariela lombard

Nueva York — A casi tres meses del paso de Sandy, la popular área turística de Manhattan conocida como South Street Seaport sigue siendo ejemplo de lo devastadora que resultó la tormenta.

Sus calles siempre llenas de gente se notan bastante tranquilas, decenas de tiendas apenas realizan trabajos de remodelación, o muchas de ellas simplemente cerraron para siempre, y son contados con los dedos los restaurantes que han logrado reabrir sus puertas.

Uno de los pocos “sobrevivientes” de la zona es el restaurante Cabana Nuevo Latino, el cual está tratando de volver a la normalidad, luego de varias semanas de cierre, para seguir atendiendo a su clientela al igual que durante los últimos 12 años.

“Viene mucha gente que se sorprende de que estemos abiertos”, comenta Alexis Rodríguez, gerente general del popular restaurante, famoso por su comida caribeña y una vista que deja admirar los edificios del Downtown de Manhattan y gran parte del East River.

Cabana no sufrió mayores daños con el paso de Sandy por estar ubicado en el tercer piso del Pier 17, edificación que a pesar de estar prácticamente sobre el agua del río, “milagrosamente” no se inundó.

Pero la destrucción sufrida por las calles aledañas y otros negocios del mismo edificio ha afectado directamente el funcionamiento del local. Hasta la fecha, solo este restaurante y otro ubicado en el segundo piso, Pacific Grill, han reabierto.

“Cerramos el domingo al mediodía y teníamos la esperanza de abrir en una semana”, recuerda Rodríguez sobre los planes antes de la tormenta de octubre. “Nunca pensamos que la tragedia iba a ser tan grande. Regresé el martes después de Sandy y el edificio permanecía en buen estado, pero los compañeros de los negocios del área estaban completamente devastados. Los restaurantes de la calle Fulton, entre Water y South Street, estaban con hasta siete pies de agua”.

La electricidad tomó varios días para regresar en el área y hubo que esperar que la Ciudad autorizara la apertura del llamado “mall de Seaport”.

Las pérdidas para Cabana, asegura Rodríguez, se elevaron a más de $70.000, pero para otros el daño ha sido mucho mayor. Restaurantes de gran tradición y popularidad en esa zona, tales como The Cafe Paris, Il Porto y Sequoia, tienen sus puertas selladas y dan pocas señales de pronta, o hasta de alguna, recuperación.

Sin embargo, Rodríguez espera que Sandy no acabe con la alegría y popularidad de South Street Seaport.

“Nos estamos preparando para San Valentín y luego para el Día de la Madre. Cabana está lista para que la gente regrese, para que vengan a disfrutar de buena comida hispana y de nuestra grandiosa vista. Para que vengan a disfrutar del sabor latino”.

Cabana está ubicado en el 89 de South Street, en Manhattan. Para más información, visite la página http://www.cabanarestaurant.com.