Actores latinos invaden nuevo filme de Schwarzenegger

Rodrigo Santoro y Luis Guzmán, dos de los nuestros en 'The Last Stand'
Actores latinos invaden nuevo filme de Schwarzenegger
Rodrigo Santoro en una escena de "The Last Stand', donde interpreta a un alguacil.
Foto: fotos cortesia

Nueva York — Uno de ellos es muy bien parecido, dotado con un cuerpo perfecto tipo “David Beckham” y una sonrisa que puede derretir hielo. El otro es un poco más bajito y no muy buen mozo, pero eso sí, con un talento y sentido del humor inigualable.

Se trata del brasilero Rodrigo Santoro y el puertorriqueño Luis Guzmán, quienes integran el elenco de la nueva película “The Last Stand”, protagonizada por Arnold Schwarzenegger y dirigida por el coreano Kim Ji-woon.

El filme que se estrena mañana, narra la historia del alguacil Ray Owens (Schwarzenegger), quien decide enfrentarse a un grupo de narcotraficantes liderados por Gabriel Cortez (Eduardo Noriega), y para ello realiza una alianza con otros servidores de la ley.

Muchos no lo reconocimos cuando interpretó al emperador Xerxes en la película “300”, en la que el actor Rodrigo Santoro experimentó una trasformación física sorprendente tras afeitarse todo el bello corporal y perder 24 libras. Así mismo, la versatilidad del brasilero le permitió llenarle los zapatos a Raúl castro en la película “Che”.

Pero a partir de mañana, Santoro abre un nuevo capítulo en su carrera interpretando a Fred Martínez, un excombatiente que acaba de regresar de la guerra, y el cual termina uniendo fuerzas con el personaje de Schwarzenegger para combatir al crimen.

“Es un personaje muy interesante porque al principio de la película está un poco perdido, pero luego pasa por un cambio bueno y termina siendo muy diferente”, nos cuenta el actor respecto a su rol.

El brasileño tampoco vaciló en expresar su emoción por trabajar junto a un artista de la talla de Schwarzenegger, y a su vez manifestó que al igual que la mayoría de cintas protagonizadas por el austriaco, este estreno también se convertirá en éxito rotundo.

“Este papel es diferente para Schwarzenegger por la forma en que desarrolla su personaje, hay una vulnerabilidad interesante, es un humanista y también se burla de sí mismo. Hay cosas muy cómicas”, afirma Santoro.

El actor también confesó que se mantiene en forma jugando fútbol y surfeando en su adorada Rio de Janeiro, ciudad en la cual reside y de la cual no se piensa ir a pesar de las sugerencias que le auguran mayor éxito profesional viviendo en los Estados Unidos.

“Es difícil para mí dejar Brasil. Me gusta estar ahí, tengo mi carrera, familia, amigos; de hecho acabo de estrenar una película llamada Heleno, pero sigo trabajando por el mundo”, manifiesta.

El galán al que pronto veremos en la continuación de la película “300” y “Río”, se despidió de nosotros con una perspectiva optimista sobre el panorama para los actores latinos en Hollywood, enfatizando que las cosas han cambiado mucho desde que él llegó hace 10 años y que ahora los estereotipos se están acabando.

Luis Guzmán es una cara bastante conocida en el mundo de la actuación. Guzmán no solo es un orgullo de Puerto Rico, sino también de Nueva York, ciudad en la que creció.

Aunque ya no vive por estos lares, el actor confesó que viene seguido a la Gran Manzana para “visitar a su mamá, caminar por el vecindario, saludar a la gente, y verse con su hermano Chino García”. Guzmán también aseguró que viaja a la “Isla del Encanto” dos o tres veces al año ya que aún tiene familia allá.

Dotado con su ya tradicional sentido del humor, Guzmán se abrió con nosotros para hablarnos sobre la experiencia de filmar esta película, y entre otras cosas nos dijo que se realizó en Nuevo México, durante el invierno más frío que se haya visto en la región, tanto así, que hasta nevó en el desierto. El actor también compartió que el director del proyecto, Kim Ji-woon no hablaba nada de inglés y que de alguna forma todos se lograron entender.

Con respecto a la estrella de la cinta, el corpulento Schwarzenegger, Guzmán no tiene sino elogios. “Es bien chévere, muy profesional e inteligente. La gente lo ve porque él es el héroe de acción definitivo, tiene muchos fanáticos”, afirma el boricua, quien estará interpretando el rol del aguacil Mike Figuerola.

A Guzmán también lo veremos pronto en la película “Aztec Warrior”, en la cual interpreta el personaje de un luchador profesional, y sobre la cual se muestra emocionado, ya que considera que es un tema que le encantará a sus “paisanos”.

El boricua concluyó nuestra conversación manifestando su intriga al no ver más nombres latinos nominados a los premios Oscar, sin embargo, aclaró que obtener una participación mayor depende de nosotros, ya que bajo su punto de vista, no existe ninguna clase de obstáculo para que los nuestros ingresen en la meca del cine. “El mayor reto viene de nosotros, necesitamos hacer más películas en las que todo el mundo esté interesado”, concluye.